Balance

El beneficio de TPI crece un 33% en el primer trimestre, el último sin competidores en España

Las dos filiales de Telefónica que cotizan en el Ibex madrileño ya han presentado resultados. Si ayer se dieron a conocer las cuentas de Terra ­con una caída muy pronunciada de los beneficios que la mantienen en pérdidas-, hoy se han publicado las de TPI. La empresa dedicada a la información telefónica y que opera en España, Chile, Perú y Brasil, ha obtenido en el primer trimestre del año un beneficio neto de 3.270.000 euros, lo que supone una mejoría del 32,6% respecto al mismo periodo de 2002.

El desglose de la línea de negocio en España ofrece unos ingresos de 33.280.000 euros, un 56% más que el año pasado. æpermil;ste ha sido el último trimestre en el que TPI ha operado en éste, su principal mercado, sin más competidores que su propia matriz. El pasado 5 de abril se hizo efectiva la desregulación del mercado con la desaparición del 1003 de Telefónica y la entrada en servicio de dos nuevos competidores (la alemana Telegate y la irlandesa Conduit). Desde esa fecha, se han repetido las quejas de consumidores y empresas competidoras que acusan al operador dominante de favorecer que muchas llamadas al antiguo 1003 terminen siendo atendidas por el 11888 de TPI. Se da la circunstancia de que Telefónica cobra por su servicio de atención sólo 35 céntimos, una cantidad deficitaria, mientras que su filial carga 1 euro en la factura del usuario.

El balance de TPI en América, en cambio, es peor que el del año pasado. En Perú ha obtenido poco más de 26 millones frente a los 30 del periodo anterior (un 14% menos). En Chile, a través de la marca Publiguías, también ha reducido sus ingresos un 28% (desde 8,5 millones a 6,2). El peor resultado es alcanzado en Brasil, donde las ventas apenas superan el medio millón de euros, la cuarta parte de lo que obtuvo en 2002.

La compañía mantiene la previsión para el conjunto del año: espera ganar entre un 7% y 9% más que en 2002, cuando obtuvo algo más de 530 millones.