Telefonía

Multa de dos millones a Telefónica por discriminación en los servicios para locutorios

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha impuesto a Telefónica de España una multa de 2 millones de euros por ofrecer un trato preferente a su filial Telefónica Telecomunicaciones Públicas en la prestación de servicios para locutorios. La CMT también ha multado a la filial, en este caso con 800.000 euros, al considerar que ha incurrido en una infracción muy grave por incumplir el acuerdo del Consejo de la CMT del 29 de abril de 2002, que la obligaba a paralizar su oferta de servicios de telecomunicaciones públicas para locutorios.

El mismo acuerdo obligaba a Telefónica de España a "eliminar cualquier tipo de discriminación que pueda estar realizando entre Telefónica Comunicaciones Públicas y cualquier otra empresa de telefonía de uso público", en particular las relativas a la contratación de líneas telefónicas, el tiempo de entrega de las líneas solicitadas, las tarifas cobradas y la exigencia de avales o prepago. El incumplimiento de este acuerdo llevó a la CMT a la apertura de un expediente sancionador el 4 de julio de 2002.

Asimismo, cree que hubo trato discriminatorio en cuanto a las solicitudes de traslado de ubicación, baja de líneas o rehabilitación de las mismas. Considera probado que las líneas instaladas a nombre de empresas del grupo Comytel "sufren con carácter general y prolongado incidencias que no padecen las líneas que están a nombre de Telefónica Telecomunicaciones Públicas". También se ha denegado a Comytel el acceso al sercicio informático SGIC, que sirve para el tratamiento de solicitudes relativas a líneas de telefonía de uso público.

TELEFÓNICA 4,16 0,39%

Telefónica ha recurrido la resolución. Fuentes de la operadora aseguraron que "no ha existido denegación de instalación de líneas de uso público para locutorios" y que la mayoría de los denunciantes son "morosos recalcitrantes" o "suplantadores de personalidad", que incumplen la normativa de la CMT respecto a la presentación de avales o prepagos para solicitar la instalación de una línea de este tipo. Por ello Telefónica ha recurrido la resolución.