Expansión

El SCH culmina el ajuste en Brasil, donde Banespa abrirá otras 100 oficinas

Santander Central Hispano ha dado por cerrado el ajuste de plantilla en su filial brasileña Banespa. 'En los próximos 36 meses habrá más entradas de personal que salidas', según explicó ayer el presidente del grupo en Brasil, Gabriel Jaramillo, que anunció la apertura de hasta 100 oficinas en las zonas de mayor población del país.

El presidente del grupo en Brasil, Gabriel Jaramillo, explicó que tras la compra de Banespa, operación realizada el año 2000, el grupo Santander puso en marcha un plan para reducir la plantilla de Banespa en 8.500 empleados en tres años de forma voluntaria. Este plan, acordado con los sindicatos, finalizó el pasado 31 de marzo, con la salida de 8.300 empleados, el 36% de la plantilla. 'La cifra ha superado nuestras previsiones', dijo Jaramillo. Por ello, a partir de ahora 'no hay ninguna negociación abierta para reducir plantilla', saldrán del banco los que no se ajusten al plan y 'los que tengan un mal desempeño de sus funciones', pero éstos serán sustituidos por otros trabajadores, aclaró el responsable del grupo.

Jaramillo quiso dejar ayer clara la apuesta del grupo Santander por Brasil, una apuesta que también corroboró Francisco Luzón, responsable del SCH de Latinoamérica .

El SCH ha invertido en la compra del 98% de Banespa 4.900 millones de dólares. En 2002 este banco aportó al SCH un beneficio atribuido de 802 millones de euros, y en el primer trimestre 197 millones, con una caída del 18% por la depreciación del real brasileño. A tipos constantes de cambio, el beneficio hubiera subido el 26%.

SANTANDER 3,08 -1,53%

Banespa es el primer banco por beneficios desde hace seis trimestres, aunque el cuarto por activos de la banca privada en Brasil.

Tras finalizar este ajuste de plantilla Banespa focalizará su atención en el crecimiento orgánico del negocio, con una mayor penetración de productos por cliente.

Con 6,2 millones de clientes, su plan pasa por incrementar el número de productos que consumen estos clientes. Tarjetas de crédito, seguros, depósitos y fondos de inversión serán clave en la política comercial en 2003 y 2004, además de que le ayudarán a mejorar sus ingresos vía comisiones. En créditos, sin embargo, el crecimiento esperado 'es muy modesto', dada la actual situación económica internacional, explicó Jaramillo.

La pretensión del banco, que descarta fusionar las dos marcas, es alcanzar una cuota de mercado en estos productos del 4,5% al 5%, la misma que tiene el banco en activos.

El grupo tiene previsto invertir en su plataforma tecnológica, una de las herramientas fundamentales para su crecimiento orgánico, entre 500 y 600 millones de dólares a contar desde la compra de Banespa hasta finales de este año. Será en este ejercicio donde se concentre la mayor parte de la inversión. En los últimos 18 meses se ha cambiado la tecnología de 1.300 oficinas, y en los últimos seis meses se han inaugurado 8.000 cajeros y se han instalado 15.000 ordenadores.

Tanto Jaramillo como Luzón insistieron en el potencial de crecimiento de Brasil y por lo tanto del negocio bancario.

Así, frente a la salida del BBVA del país, aunque se queda con una participación del 4,5% en Bradesco (el primer banco privado), y del italiano Intesa, el SCH no tiene previsto cerrar ninguna oficina en 2003 y 2004.

Nuevas aperturas

Se abrirán en las zonas de crecimiento económico y se cerrarán en otros sitios, dijo Jaramillo. Aunque la idea es expansionarse a partir de 2005 y hasta 2008 en Río de Janeiro, Minas Gerais y Paraná. Esta expansión, de cualquier forma, supondrá como tope la apertura de 100 oficinas más, con lo que se completará su implantación en las zonas de mayor población. En estos momentos, Banespa tiene 1.358 oficinas, en su mayoría ubicadas en São Paulo.

Francisco Luzón, por su parte, volvió a apoyar la política seguida por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva Y aunque reconoció que el banco había reducido su posición en deuda pública de 11.000 millones de dólares que tenía en 2000 a 3.000 que tiene en la actualidad, aseguró que la estrategia del banco es mantener esta posición, e incluso aumentarla ligeramente.