Valor a examen

Moderado optimismo sobre Telefónica

Los resultados de Telefónica, la mayor compañía española por capitalización bursátil, generan gran expectación entre la sociedad financiera y no son pocos los informes previos a la publicación de las cifras de la operadora. El grupo presidido por César Alierta tiene previsto publicar sus cuentas del primer trimestre de 2003 la segunda semana de mayo, previsiblemente el día 13.

Las casas de análisis, al menos de momento, parecen relativamente optimistas en sus previsiones de beneficio para la compañía, aunque conviene enfatizar ese relativamente porque, aunque predominan las recomendaciones de compra, sí se han dado algunas rebajas en las previsiones ante la fortaleza de las subidas que el valor ha experimentado en Bolsa desde comienzos de año, del orden del 20%.

'Hemos rebajado nuestra recomendación para Telefónica de comprar a mantener debido a que el valor ha alcanzado nuestro precio objetivo', afirman en un informe los analistas de ING Financial Markets. 'El flujo de noticias recientes ha derivado en una fuerte subida, pero no vemos ningún catalizador claro más adelante', continúan.

Aunque predominan las recomendaciones de compra, las expectativas de beneficio para el primer trimestre son pobres

La de ING es quizás la peor recomendación en torno a la operadora aparecida en los últimos días. Según los datos recopilados por Bloomberg, Banesto Bolsa, Ahorro Corporación, SCH, Delta Lloyd Securities y Fortis han emitido informes recomendando comprar el valor en la última semana.

A ellos hay que sumar otro informe de Merrill Lynch que también apuesta por la operadora, pero rebaja ligeramente el precio objetivo de sus acciones, de 11,25 a 11 euros. 'Hemos revisado nuestras previsiones de beneficio por acción para 2003 y 2004 para reflejar una menor amortización del fondo de comercio tras las provisiones realizadas el año pasado y para reflejar el incremento del número de acciones tras las dos ampliaciones gratuitas realizadas en el primer trimestre', explica el informe.

Merrill Lynch, a pesar de su recomendación de compra, destaca dos aspectos delicados en el negocio de la operadora que pueden afectar a sus resultados del primer trimestre. En primer lugar, los analistas esperan debilidad en los ingresos procedentes de la división de telefonía fija, que podría arrojar un descenso del 3,7%, hasta los 2.400 millones de euros. Esta caída habría venido provocada por el recorte de tarifas implantado el año pasado, la pérdida de cuota de mercado en el negocio de acceso y una tendencia débil del tráfico de llamadas.

En segundo lugar, el banco de inversión considera que existe un riesgo derivado de la situación macroeconómica en América Latina, así como de la exposición a cambios regulatorios que puedan afectar a sus operaciones en la región.

Los analistas de ING, como los de Merrill, esperan cierta debilidad en los resultados de Telefónica del primer trimestre, derivados principalmente de movimientos adversos en las divisas latinoamericanas y de la debilidad de la división de telefonía fija en España.

'A pesar de los pobres resultados que se esperan, Telefónica ha tenido tres catalizadores en Bolsa: la recuperación de las divisas latinoamericanas, las expectativas de reestructuración de divisiones y las de recortes de gastos de personal en el negocio de telefonía fija'.

En los últimos cuatro meses el real brasileño se ha apreciado un 25% con respecto al euro y el peso argentino, un 30%. 'Sin embargo, creemos que las posibilidades de que la divisa brasileña se recupere aún más son reducidas, una vez que la prima de riesgo del país se ha estabilizado y dado que la inflación permanece elevada', señalan en ING.

Fortalezas

A pesar de la 'pobreza' de resultados esperada por los bancos de inversión, Merrill Lynch destaca como motor de los ingresos y del beneficio operativo la división de telefonía móvil, que sigue ganando peso relativo dentro del grupo. 'Esperamos un crecimiento de los ingresos del 12,6% hasta los 1.770 millones de euros, mientras que su beneficio operativo podría crecer un 15,8% hasta los 90.000 millones de euros.'

ING, por su parte, destaca como alentadoras las perspectivas de crecimiento del grupo, los anuncios de reestructuración y la política de dividendos. 'Pero, de nuevo, todas estas expectativas están ya contempladas en el precio de la acción'.

Los analistas del banco holandés recomiendan cambiar la inversión en Telefónica por la de Portugal Telecom.