Estados Unidos

Nueva York reanuda su tendencia al alza

General Motors vendió un 8,7% menos en abril y las reacciones de los expertos no han tardado en llegar. El gigante del sector tuvo que hacer frente ayer a una recomendación a la baja por parte de Lehman Brothers. La firma le bajó la recomendación a peor que el mercado desde igual ante la expectativa de menores beneficios este ejercicio. Subió el 0,68%.

Wall Street hizo caso omiso ayer al aumento del paro en abril y optó por fijarse en la subida de los pedidos de fábrica. Así, las Bolsas se recuperaron rápido de una caída inicial. El Dow Jones ganó el 1,52%; el S&P 500, un 1,5% mientras el Nasdaq se anotó el 2,06% para poner fin a una semana de importantes alzas.

La tasa de paro en EE UU avanzó hasta el 6% y superó las previsiones. El dato, el peor desde agosto de 1994, no fue tan malo como cabría esperar, ya que la destrucción de empleo fue menor de lo esperado.

Los inversores, así, pasaron por alto la noticia y pese a la retahíla de malos indicadores económicos conocidos días atrás se centraron sólo en los buenos datos del día. Los pedidos de fábrica agradaron al subir el 2,2% en marzo. La noticia benefició en especial a los valores tecnológicos, ante la expectativa de tiempos mejores.

Las aerolíneas también recibieron un fuerte impulso gracias a una recomendación favorable de Merrill Lynch. AMR, matriz de American Airlines, ganó el 14%.

El 80% de las empresas del S&P 500 han presentado resultados y más de dos tercios han superado las expectativas. La esperanza de más mejoras en los meses venideros ha marcado la tendencia de los últimos cinco días. El fin de la guerra en Irak permitió que la confianza del consumidor escalara, pero los datos del sector manufacturero siguieron muy débiles. El balance semanal, con todo, fue bueno. El Dow Jones ganó el 3,33%, mientras el S&P 500 (+3,48%) y el Nasdaq (+4,76%) encadenaron la segunda semana consecutiva de subidas.