_
_
_
_
Primero de mayo

Altercados en Alemania y Venzuela; voces por la paz en el mundo

Miles de trabajadores en todo el mundo han conmemorado hoy el Primero de Mayo bajo un lema unánime de connotaciones sociales, en defensa del empleo y las pensiones, aderezado con manifiestos políticos y llamamientos a la paz.

La manifestación de Berlín , que había reunido a 5.000 manifestantes con pancartas en contra de la guerra y de los planes de reforma del estado de bienestar que impulsa Schröder, ha terminado en una batalla campal entre un grupo de violentos y las fuerzas de seguridad. La acción terminó con un centenar de detenidos y 30 heridos.

En lo que a las convocatorias se refiere, la gran diferencia respecto a otros años recaló en China donde no hubo la tradicional fiesta del trabajador. La mayoría de los ciudadanos permanecieron recluidos en sus casas, en un intento desesperado de frenar los contagios de la neumonía atípica. Esta fecha marca tradicionalmente el inicio de unas fiestas de cinco días, pero en las actuales circunstancias el Gobierno recortó su duración y recomendó a la población que no se desplace fuera de su provincia.

El mayor manifiesto político ha llegado, un año más, desde Cuba, donde Fidel Castro ha arremetido contra EE UU y ha hecho una defensa a ultranza de su modelo socialista. El presidente cubano denunció los intentos de agresión del Gobierno "nazi-fascista" de George W. Bush y aseguró que Cuba "prefiere desaparecer de la faz de la Tierra" antes que claudicar.

La crispación política que viven otros países, como Venezuela, fue también aprovechada en las manifestaciones y mítines convocados por oficialistas y opositores al presidente Chavez. La oposición aprovechó la marcha del Primero de Mayo para anunciar que comienza la "retoma de la calle" en favor de la salida del poder "por la vía democrática" del presidente. En Caracas se desencadenaron disturbios, que dejaron un muerto por disparos;.

En Austria las marchas para conmemorar el primero de mayo se convirtieron en un preludio de las próximas huelgas, las mayores desde hace 50 años en la República alpina, convocadas en protesta por la reforma de las pensiones. En Moscú los partidos políticos y sindicatos rusos aprovecharon la jornada para reclamar al gobierno una política social más justa, aunque con la mirada puesta en las elecciones parlamentarias que se celebrarán dentro de seis meses. Las manifestaciones del primero de mayo en Bélgica tuvieron un carácter eminentemente político ante las elecciones generales que se celebrarán el próximo día 18 y reunieron a decenas de miles de personas en las principales ciudades del país.

En Zurich unos 7.000 manifestantes participaron en un marcha pacífica integrada además por grupos de extranjeros, entre ellos kurdos y representantes de colectivos pacifistas y antiglobalización. En Italia se reprodujeron las manifestaciones por la paz. En clave nacional, los líderes sindicales pidieron un cambio de la política económica del primer ministro, Silvio Berlusconi, y una mayor atención de los empresarios hacia las necesidades de los trabajadores.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_