Discurso

Greenspan confía en una leve recuperación de la economía estadounidense

Como estaba previsto, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan ha realizado hoy un discurso moderado aunque positivo en línea con los resultados de las compañías.

En un testimonio ante el Comité de Finanzas de la Cámara de Representantes, el jefe del banco central de EEUU ha advertido que la recuperación económica estadounidense no será ni rápida ni libre de complicaciones. El tono en general positivo de la presentación de Greenspan ante los legisladores ha fortalecido la percepción de que, en su reunión de mayo, la Reserva Federal probablemente mantendrá sin cambios las tasas de interés, que están en su nivel más bajo desde 1961. De todas formas, el presidente de la Reserva Federal ha afirmado que ¢todavía hay margen¢ para rebajar los tipos de interés si fuera necesario. Actualmente, las tasas de interés de la Fed se encuentran fijados en el 1,25%, su nivel más bajo desde hace 41 años.

¢Sigo creyendo que la economía está en posición de expandirse a un ritmo notablemente mejor que lo registrado durante el último año, aunque el momento y la extensión de esa mejoría siguen siendo inciertos¢, ha señalado el funcionario. ¢Desafortunadamente el curso futuro de la economía probablemente se hará más discernible sólo de manera gradual¢, ha añadido. ¢Mientras tanto es necesario que tengamos presente la posibilidad de que la cautela que persiste entre los empresarios sea un impedimento a un mejor desempeño económico¢, ha apuntado.

Además, Greenspan ha señalado a los legisladores que los diferentes indicadores de inflación señalan un aumento muy lento de los precios en los últimos seis meses. ¢Cuando hay ya una inflación de muy bajo nivel, una mayor contención de los precios no sería deseable, especialmente en la medida en que ponga presión sobre los márgenes de ganancias e impida la revitalización del gasto empresarial¢, ha explicado.

Mayor control del gasto público

Por otro lado, Greenspan ha pedido ante la Cámara de Representantes control sobre el gasto público y ha afirmado encontrar en el programa de reactivación económica del presidente norteamericano, George W. Bush, puntos positivos siempre y cuando se tuviera en cuenta la necesidad de controlar los gastos. Greenspan ha explicado que hay buenas razones para creer que la supresión de la doble imposición de los dividendos, pieza clave del plan Bush, podría mejorar la productividad, pero ha destacado que si aumenta el déficit se reducirían los beneficios obtenidos de la reducción de impuestos.