Informe

La vivienda nueva subió un 14,5% y la usada un 18,6% en los últimos doce meses

El precio medio de la vivienda nueva aumentó un 14,5% en los últimos doce meses (entre marzo de 2002 y marzo de 2003), hasta 1.433,9 euros por metro cuadrado, mientras que el precio de la vivienda de segunda mano se situó en 1.187,8 euros por metro cuadrado, lo que supone un crecimiento del 18,6%, según datos hechos públicos hoy por Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa).

Para el director de Tinsa, Luis Leirado, este encarecimiento de la vivienda se debe a los bajos tipos de interés y al aumento de la demanda motivada por el crecimiento del empleo y de la economía en general. Tinsa prevé que el precio de la vivienda crezca en el conjunto de 2003 por encima de los dos dígitos si se mantienen los actuales niveles de los tipos de interés y la fuerte demanda, aunque, a su juicio, la evolución de la incertidumbre internacional también influirá en el mercado inmobiliario.

El aumento interanual de los precios de las viviendas nuevas en las capitales fue de 18,9%, hasta los 1.891,4 euros por metro cuadrado, incremento que disminuye hasta el 11,4% en el resto de provincias, con 1.149 euros por metro cuadrado. En el caso de las viviendas de segunda mano, el aumento del precio en las capitales fue de 21,8% (1.567,6 euros por metro cuadrado) y en el resto de la provincia del 16,4% (980,2 euros por metro cuadrado).

Asimismo, Leirado explicó que el encarecimiento de la vivienda de segunda mano se debe a la prioridad de los españoles de vivir en el centro de las ciudades antes que en la periferia, además de que ofrece mayores márgenes de negociación en la compra con el propietario, que con una promotora y requiere un ahorro previo menor para su adquisición repecto al necesario en la de una vivienda nueva.

Málaga y Madrid, en cabeza de las subidas

En el primer trimestre de 2003, el incremento del precio medio de la vivienda nueva y usada fue de un 4,5 y un 4,2%, respectivamente. En concreto, en las capitales el aumento de la vivienda nueva fue del 6,3%, frente al 3% registrado en las provincias, mientras que en los pisos de segunda mano situados fue del 4,5 y 4%, respectivamente.

Según el informe de Tinsa, el precio de la vivienda usada se incrementó en todas las provincias españolas en los últimos doce meses, destacando el aumento del 26% de Málaga, seguida de Madrid, con el 24%; Huelva, con el 22% y Guadalajara y Murcia, con el 21% respectivamente. Por el contrario, las menores subidas se registraron en Avila, con el 2%; seguida de Huesca y Orense (3%); A Coruña (4%); Ciudad Real (6%).

En cuanto a los valores medios, Madrid, (1.514,3 euros por metro cuadrado), Barcelona (1.444 euros), Málaga (1.345 euros), Baleares (1.336,3 euros), fueron las provincias (excepto en capital) donde resulta más caro comprar un piso de segunda mano. Entre las más baratas se encuentra Albacete (414,5 euros), Badajoz (436,9 euros), Teruel (439 euros), y Ciudad Real (440,9 euros). Por su parte, las capitales más caras para adquirir una vivienda usada fueron Madrid (2.579,3 euros por metro cuadrado), Barcelona (2.061,7 euros), Pamplona (1.731,5 euros), Burgos (1.525,2 euros).