Confianza

Los consumidores franceses recuperan la esperanza de que la economía mejore

El indicador que mide mensualmente la percepción de los hogares del nivel de vida en Francia y su situación financiera personal, pasada y futura, así como la oportunidad de embarcarse en compras, se ha situado este mes en -29, frente al -32 de marzo, según ha anunciado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE) y recoge Efe. El estado de ánimo de los consumidores es clave para la economía dado que el consumo ha sido "el único puntal" del crecimiento el año pasado, cuando, según informó ayer el INSEE, el Producto Interior Bruto creció un 1,2%, aunque se contrajo un 0,1% en el cuarto trimestre.

Según la encuesta de abril, el "ligero repunte" del indicador se debe esencialmente al avance "sensible" de la opinión de los hogares sobre el nivel de vida en Francia en los meses venideros, y de que la situación actual es más propicia para hacer compras importantes. En cambio, su percepción de la evolución futura de su situación financiera está estancada.

Los particulares tienen una visión más favorable de la evolución futura del empleo que en marzo, señala el INSEE.

Pero, según las estadísticas divulgadas anoche por el Gobierno, el desempleo registró en marzo su mayor aumento desde noviembre de 2001 y subió una décima hasta el 9,3% de la población activa. Además, los consumidores notaron un freno en el aumento de los precios en marzo respecto de los meses anteriores y se muestran más confiados sobre la inflación para el futuro próximo.