Balance

Volvo sale de pérdidas en el primer trimestre, con un beneficio de 55,6 millones

El grupo sueco Volvo alcanzó un beneficio neto de 55,6 millones en el primer trimestre, frente al resultado negativo de 82 millones registrado en el mismo período de 2002. Asimismo, la cifra de negocio totalizó 4.498 millones en los tres primeros meses del año, lo que se traduce en un crecimiento del 4,35% en relación con el mismo período del ejercicio precedente.

El consejero delegado de la empresa, Leif Johansson, indicó que este resultado obedece principalmente a la favorable demanda de nuevos productos y a las medidas para mejorar la eficiencia implantadas por la sociedad. Destacó además, la positiva evolución de las operaciones de camiones, que "han mejorado considerablemente". "Las ventas de Volvo Trucks en Europa han sido fuertes y Renault Trucks ha aumentado su rentabilidad", añadió.

Por otra parte, Johansson señaló que la guerra en Irak ha tenido una influencia negativa en el desarrollo de las actividades de autobuses y de Volvo Aero, puesto que disminuyó la demanda de viajes. El beneficio operativo de la empresa se situó en 100 millones de euros en el primer trimestre, frente al resultado de explotación negativo de 39 millones de euros registrado en el mismo período del año anterior.

División de camiones

La división de camiones de Volvo fue la que más beneficios obtuvo en el período comprendido entre enero y marzo, con un resultado positivo de 58 millones de euros, respecto a las pérdidas de 52 millones de euros de los tres primeros meses de 2002.

Por su parte, las actividades de autobuses continuaron en 'números rojos', con unas pérdidas de 9 millones de euros, mientras que las operaciones de equipamientos de construcción, Volvo Penta y Servicios Financieros alcanzaron un beneficio de 15, 17 y 23 millones de euros, respectivamente. Volvo Aero estuvo cerca de salir de pérdidas, con un resultado negativo de casi un millón de euros.

Para el acumulado del ejercicio, el consejero delegado de la compañía indicó que el mercado de camiones pesados en Europa occidental caerá entre un 5 y un 10%, hasta alrededor de 200.000 unidades. Además, el grupo sueco prevé que el mercado de camiones pesados en Norteamérica se sitúe en torno a 172.000 unidades este año.