Reconstrucción

EE UU pedirá esta semana que se levanten las sanciones a Irak

Estados Unidos pedirá esta semana al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que levante las sanciones impuestas a Irak y permita destinar los ingresos por exportación de petróleo a un fondo de desarrollo en el que la ONU sólo tendría un papel consultivo, y el FMI y el Banco Mundial ejercerían labores de supervisión, informa Reuters.

La resolución, filtrada por el diario Washington Post, supondría en la práctica poner fin al programa Petróleo por Alimentos de Naciones Unidas, impuesto en agosto de 1990, cuando Iraq invadió Kuwait.

La resolución que prepara EE UU tiene por objeto clarificar la legalidad del gobierno interino iraquí, ya que sin respaldo del Consejo de Seguridad las compañías petroleras se muestran reticentes a sellar contratos con una entidad de legalidad dudosa.

El diario The Wall Street Journal informó también este fin de semana que EE UU piensa nombrar esta semana un equipo gestor para la explotación del petróleo iraquí .

Las sanciones sobre Irak afectan a todo tipo de transacciones comerciales y financieras. Y por ahora están sujetas a la verificación, por parte de Naciones Unidas, de que el país no cuenta con armas de destrucción masiva. EE UU, que reclama ahora para sí el papel de inspector ejercido hasta ahora por la ONU, asegura haber encontrado en Irak depósitos del gas ciclo-sarín.

La propuesta de resolución que prepara Washington parece apostar por la fórmula que defiende el Pentágono, que es la de eliminar la mayor parte de los controles de Naciones Unidas de manera inmediata en lugar de hacerlo de forma progresiva, como proponía el Departamento de Estado.

La propuesta solicita al secretario general de la ONU, Kofi Anan, que nombre un coordinador especial para trabajar con los responsables estadounidenses en Bagdad, pero aparentemente le otorga escasas atribuciones más allá de la ayuda humanitaria.

Por otro lado, el portavoz militar de la coalición David Connolly, anunció ayer la detención de Mohamed Mohsen Al Zubeidi, miembro del Congreso Nacional Iraquí que se autoproclamó gobernador o 'administrador' de Bagdad tras la conquista de la capital iraquí por las tropas estadounidenses. Según Connolly, la detención de Al Zubeidi se debe a su 'incapacidad para apoyar a las autoridades de las fuerzas de la coalición y por practicar una autoridad que no es la suya'.