æscaron;ltima

Compras 'online' para prevenir la neumonía

Decidido a controlar la neumonía asiática, el Gobierno de Singapur, que descuenta impuestos a quien hace la declaración de la renta por Internet, ha instado a sus 4,5 millones de habitantes (1,25 usuarios de banda ancha) a emplear la tecnología de la información en servicios públicos y privados, 'y minimizar así el nivel de interacción física'.

La crisis del SARS, que ya se ha cobrado 250 muertos en el mundo, ha hecho que los asiáticos se vuelvan cada vez más hacia Internet para comunicarse en asuntos profesionales y personales, como los 500.000 singapurenses que, según una reciente encuesta, compran por la Red.

Aunque aún no hay estadísticas de cuánto han aumentado las ventas en línea, el virus llegado de Hong Kong con una mujer que fue de compras, lo cierto es que en un país considerado el microcosmos de lo que sucede en Asia, las desiertas tiendas de Orchard Road, la principal calle comercial de Singapur, muestran que se dispararon.

En China, las empresas de venta electrónica como Sohu.com han registrado en el último mes incrementos del 40% en desinfectantes, mascarillas y productos de protección. Su presidente, Victor Koo, confía en que lideren el gasto por las cuarentenas obligatorias en el hogar.

Miles de personas en casa bajo sospecha de infección o trabajando aisladas por estrategia empresarial han impulsado un aumento del 30% en la ventas por la Red de alimentos (incluso verduras y frutas) de cadenas de supermercados como Carrefour o Cold Storage, comidas preparadas o incluso de restaurantes caros que aprovechan para ofrecer menús especiales. Por su parte, Pizza Hut, KFC o McDonald's reconocen incrementos de doble dígito en sus encargos.

Los 59 millones de internautas registrados en China a finales del 2002, la segunda población online del mundo por delante de Japón (60 millones) y solamente por detrás de Estados Unidos (170 millones), que serán 86 millones en el 2003, 'descubren las compras en la Red', dice Li Hui, analista de CCID Consulting,

Empresarios avispados ofrecen todo tipo de servicios, incluida la visita a cementerios sin salir de casa.

'Cuando mi padre murió me di cuenta de que no necesitaba ir a su tumba. Creé una página y me conecto cada vez que quiero dialogar con él', afirma la señorita Wu, como le gusta llamarse, pionera de las 20.000 tumbas virtuales que existen en el gigante asiático y que reciben más de 10.000 visitas diarias.

La epidemia del SARS ha aumentado igualmente las comunicaciones electrónicas de quienes no quieren correr el riesgo de contraer la infección. Las ventas de equipos para videoconferencia han subido espectacularmente y empresas como Vole han triplicado las instalaciones.

Pero, no todos están contentos, como la banca privada de inversión, 'porque ningún cliente te confía su dinero por correo electrónico', apuntan. 'Sin la posibilidad de viajar, problemas como las deudas no se resuelven tan fácilmente. Nada como una reunión o un almuerzo', afirma Takashi Ideta, director de la empresa japonesa Allied Tersyn, que fabrica equipos para Internet.