Recorte de plantilla

Atento despide a 180 teleoperadores del 1003 de Telefónica en Valencia

Atento, filial de Telefónica dedicada a los servicios de información y atención al cliente, anunció ayer a 180 de sus trabajadores de Valencia, casi la mitad de la plantilla de 365, el despido con fecha 13 de mayo, según manifestaron fuentes sindicales. La medida se fundamenta, según la empresa, en el descenso del número de llamadas recibidas en el servicio de información de Telefónica, el antiguo 1003 que desde el 4 de abril ha pasado a ser el 11818, debido a la liberalización del servicio.

Según fuentes sindicales, la mitad de la plantilla del centro de Atento en A Coruña -entre 40 y50 empleados- también han sido despedidos, y el mes pasado cerraron los centros de Atento en Madrid y Cáceres. Para estas fuentes, 'los despidos se deben a la apuesta que ha hecho Telefónica por llevarse el servicio a Marruecos'. Atento tiene una sede en Tánger donde en poco tiempo se ha pasado de 150 a casi 500 trabajadores, según estas mismas fuentes. Ningún responsable de Atento pudo ser localizado ayer para dar la versión de la empresa sobre los despidos.

La mayoría de los afectados por la medida son contratados por obra y servicio, según la secretaria de acción sindical de UGT en Atento, Fanny Fernández, 'a pesar de que algunos llevan hasta cuatro y seis años trabajando, y ahora se les dice que se ha acabado el servicio que prestaban'. Algunos trabajadores despedidos anteriormente en la sede de Valencia, que llegó a tener más de 700 empleados en el año 2000, recurrieron a los tribunales y lograron que los jueces obligasen a su readmisión, al considerar que eran despidos improcedentes porque el contrato de obra y servicio ocultaba una relación fija.

El servicio de información de Telefónica 1003 fue liberalizado el 4 de abril, pasando todos los operadores a tener un número de cinco cifras que comienza por 118. Atento presta servicios de atención al cliente a las filiales de Telefónica Movistar y Terra y a otras empresas como BBVA, Renfe y Sanitas.