Seguros

Caser está en 'conversaciones avanzadas' para comprar otra aseguradora

Caser está 'en conversaciones avanzadas' para adquirir una compañía en el segmento de empresas, según anunció ayer el director general, Ignacio Eyries.

La aseguradora ha basado una parte de su estrategia en incrementar la distribución y la venta de productos a través de compras. Esta prospección se está realizando en aquellos ramos en los que Caser presenta más debilidades, como salud, automóviles, accidentes y, además, empresas.

'Estamos mirando Musini y alguna otra compañía', confirmó Eyries. Así, Caser es una de las compañías que optan a hacerse con Musini en mayo. El ejecutivo está interesado en el ramo de no vida de la aseguradora -Musini Seguros Industriales-.

La oferta vinculante de la aseguradora pasó la criba impuesta por la SEPI y tendrá que competir con el holding Mapfre-Caja Madrid

El accionariado de Caser está formado por 36 cajas -todas a excepción de La Caixa, Caja Madrid, Caixa Catalunya, BBK, Kutxa y Bital-, que controlan el 80% del capital; y el grupo francés MAAF-Le Mans, que tiene el 20% restante. Recientemente, la aseguradora ha decidido fusionar Caser, MAAF, Le Mans y Ecuador, varias de las compañías del grupo.

En 2002 había dividido en cuatro sus canales. El principal era la propia red de las cajas, para distribuir sus propios productos, al que se unían el de agentes y corredores, para pólizas de Le Mans; el de grandes cuentas, con seguros de MAAF; y el de vida, con Sud America. No se descarta que esta última pata se integre también en la nueva sociedad.

Entre las cajas accionistas figuran entidades como Caixa Galicia, Unicaja o Bancaja, aunque con participaciones casi residuales, que mantienen acuerdo de distribución y societarios con el grupo británico Aviva. Según Eyries, la decisión de éstas cajas, y de otras como Unicaja o Caja España de vender sus seguros de vida a Aviva, la primera aseguradora británica, no ha afectado al negocio de Caser. 'Al final, las cajas se dan cuenta de que su verdadero socio es Caser', aseguró.

La composición del accionariado y del consejo ha provocado turbulencias en el pasado. Cuando Gabriela González Bueno abandonó la dirección general, el primer designado para sustituirle fue Juan Gisbert, ex director general de la CAM. Varias cajas, incluida la propia CAM, frenaron su designación. Eyries reconoce que la composición del accionariado dificulta en algo la toma de decisiones y que 'requiere un poco más de política'. Sin embargo, asegura que 'las inestabilidades desaparecieron hace año y medio', cuando se logró el consenso que le permitió acceder a la dirección general.

La aseguradora prevé consolidar este año los beneficios de 6,5 millones que obtuvo en 2002, año en que logró retornar a beneficios. Para 2003 espera una ganancia de 12 millones.

Recientemente, la entidad ha lanzado sus planes de previsión del asegurado (PPA). Sin embargo, el director general reconoció que, hasta el momento, las ventas son flojas. 'Es un producto nuevo que necesita más tiempo', aseguró.