Petróleo

La OPEP baja dos millones de barriles su oferta para intentar apuntalar los precios

La OPEP acordó ayer reducir su producción real un 7,3% a partir del próximo 1 de junio, pero aumentar su cuota oficial de 24,5 millones de barriles al día hasta los 25,4 millones de barriles diarios. El movimiento, que sorprendió a los analistas, es una repetición del que efectuó el pasado 12 de diciembre. Entonces, el cartel elevó su techo de producción hasta los 23 millones de barriles, pero el cumplimiento de ese compromiso representaba una reducción del 2%.

El anuncio se ha trasladado en una bajada inmediata de la cotización del barril de brent, el crudo de referencia en Europa, que llegó a cotizar a 23,8 dólares, lo que suponía el valor más bajo desde mediados de diciembre. Posteriormente, el precio volvió a recuperarse hasta alcanzar el nivel de los 24,3 dólares.

La crisis en Venezuela y la guerra en Irak impidieron que el recorte llegara a hacerse efectivo, la organización aumentó su producción dos semanas después. El acuerdo de ayer parece seguir el mismo camino. No llegó nunca a hacerse efectivo y el pacto de ayer tiene visos de seguir el mismo camino. 'Es muy, muy posible' que la OPEP vuelva a rebajar la producción en junio, admitió el ministro saudí de Petróleo, Ali al Naimi. Su homólogo nigeriano, Rilwanu Lukman, ya dio por sentado que la decisión 'se revisará' en la reunión de Doha.

'Es un paso muy sustancial para apoyar los precios, pero no cabe duda de que se trata de un movimiento a muy corto plazo. La OPEP aumentará su recorte en junio', explica John Litchbau, presidente de la consultora estadounidense PIRA. Con este recorte, el cartel petrolero intenta apuntalar los precios. El barril de la cesta de siete crudos con el que la organización evalúa el mercado ha pasado de registrar niveles récord en 20 años los meses de febrero y marzo, con valores superiores a 32 dólares, a situarse en 25,14 dólares por barril.

El retorno de Irak

La vuelta de Irak al mercado parece próxima, a tenor de los anuncios procedentes del Gobierno de EE UU. Los militares desplazados en la región anunciaron ayer que los yacimientos del norte del país alcanzarán un ritmo de extracción de 60.000 barriles diarios antes de que termine esta misma semana. Respecto al sur, las proyecciones publicadas el miércoles señalan que el ritmo de extracción alcanzará en breve los 170.000 barriles diarios. Pero los estrategas estadounidenses reconocen que el puerto de Um Qasr 'aún no está preparado para reanudar las exportaciones', por lo que la producción se destinará inicialmente al consumo doméstico.

Los expertos creen que Irak tiene potencial para alcanzar los 3,5 millones de barriles diarios a finales de año. Entonces supondrá un auténtico problema para la organización. Excluido ese país árabe, la OPEP estima que su producción real alcanzó en marzo más de 26 millones. El cartel ha echado cuentas y estima que la demanda mundial de petróleo OPEP fue en el primer trimestre de este año de 23 millones de barriles diarios, lo que evidencia el exceso actual de suministro que domina el mercado.

El presidente de turno del cartel, el ministro catarí de Petróleo, Abdula al Attiyah, adelantó ayer que la organización está dispuesta a discutir el regreso de Irak, una vez que se haya establecido un Gobierno legítimo. Attiyah reiteró su convicción de que Irak permanecerá dentro de la organización, que se fundó en Bagdad en 1960.

El cartel está compuesto por 11 países, aunque Irak no participa de las decisiones desde hace una década. El grupo controla un tercio de la producción mundial. La OPEP es además el único bloque con capacidad e infraestructura suficiente para poner en el mercado una cantidad significativa de petróleo en un plazo inferior a un mes. æpermil;se fue el papel que jugó en la ofensiva en Irak, ya que la organización temía que un excesivo encarecimiento del crudo hiciera descarrilar la débil economía mundial y, consecuentemente, la demanda.

Ahora hay numerosos factores que afectan negativamente al consumo. Por un lado, la reducción tradicional de la demanda en estos meses, una vez pasado el invierno en el hemisferio norte. Pero por otro lado, nuevos riesgos inesperados: la falta de pulso de la economía y la amenaza de los efectos económicos del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) en Asia, la región donde más ha crecido el consumo en el último lustro.

Subida de los carburantes

En España, los precios de venta al público de las gasolinas durante marzo subieron más en comparación con la media europea, informa Armando Talamantes, desde Madrid. La gasolina sin plomo aumentó el pasado mes 1,48 céntimos de euro por litro respecto al mes previo, hasta 85,8 céntimos. La súper subió 1,49 céntimos, hasta 92,8 céntimos, y el gasóleo de uso automovilístico se encareció en 3,61 céntimos, hasta 77 céntimos.

Por comunidades autónomas, en marzo las tarifas más baratas de carburantes se registraron en Cantabria y Murcia, en tanto que los precios más elevados volvieron a registrarse en Madrid.