Posguerra en Irak

Bush firma una ley que destina fondos millonarios a la guerra y una parte a la reconstrucción

El presidente de EEUU, George Bush, ha estampado hoy su firma en el proyecto de ley de financiación de la guerra en Irak por un total de 79.000 millones de dólares, que también prevé fondos para reconstruir ese país y ayudar a los aliados de Washington en la zona.

Bush ha firmado la ley antes de salir de viaje hacia San Luis, Misuri, donde visitará una fábrica de aviones de combate F-18 y pronunciará un discurso sobre la seguridad exterior y la economía. La firma se produjo sin una ceremonia formal, después de que el presidente fracasara en su propósito de lograr controlar 60.000 millones de los casi 63.000 destinados al Pentágono. Finalmente, el Congreso acordó que la Casa Blanca disponga del gasto de 15.000.

El Departamento de Defensa, además, controlará cómo se emplean 2.500 millones en la reconstrucción de Irak y la distribución de ayuda humanitaria en ese país. El proyecto de ley que firmó el presidente concede también unos 8.500 millones en ayuda económica a los aliados de Washington en Oriente Medio, como Turquía, Israel, Pakistán, Afganistán, Egipto y Jordania. También reserva unos 4.000 millones para aumentar la seguridad interna ante posibles atentados terroristas, de los que 2.200 millones irán a mejorar la capacidad de respuesta de los servicios de emergencia. Alrededor de 3.500 millones irán a parar a las aerolíneas, muy afectadas por el descenso de viajes que ha generado la guerra, así como para aumentar las prestaciones por desempleo a los trabajadores de las aerolíneas que han perdido su empleo.