UE

Los Quince ratificarán mañana la quinta ampliación en la historia de la UE

Los jefes de Estado y de Gobierno de los quince miembros de la Unión Europea y de los diez que ingresarán en ella en mayo de 2004, firmarán mañana, en Atenas, el Tratado de Adhesión que formaliza la quinta ampliación de la historia de la Comunidad.

Solos o acompañados de sus ministros de Exteriores, en función de lo dispuesto por sus respectivas legislaciones, y en un riguroso orden alfabético que no distingue entre actuales y nuevos socios, los 25 mandatarios firmarán este documento, que incluye el acervo legal comunitario y las disposiciones específicas para los nuevos miembros.

Previamente, los Quince realizarán un debate informal sobre el proceso de reforma institucional que afronta la Unión Europea y, previsiblemente, discutirán la evolución de la crisis iraquí, el papel que Naciones Unidas debe tener en la reconstrucción del país, y la situación general en la región de Oriente Próximo. La firma tendrá lugar las 15:15 hora local (14:15 en España) en una ceremonia solemne junto a las ruinas del ágora (plaza pública) de la antigua Atenas, un enclave elegido por la Presidencia griega por su capacidad de evocar conjuntamente los orígenes del mercado y de la democracia.

La intervención del presidente español, José María Aznar, se centrará, previsiblemente, en la dimensión de la ampliación como punto más importante del proceso de 'reunificación' iniciado por Europa tras la caída del Muro de Berlín en 1989. Tras la firma del Tratado, se abre la última fase de los procesos de ratificación tanto en los Quince, como en los países candidatos, en estos últimos con referéndum incluido (salvo en el caso de Chipre). Los ciudadanos de Malta, Eslovenia y Hungría ya han dicho sí al ingreso. Los lituanos deberán pronunciarse el 10 de mayo, los eslovacos, el 16 de mayo, los polacos, el 8 de junio, los checos, el 15 de junio, los estonios, el 14 de septiembre, y los letones, el 20 de septiembre. El 1 de mayo del año 2004 se producirá la adhesión. El objetivo es que los nuevos socios puedan participar en las elecciones al Parlamento Europeo de 2004 como miembros de pleno derecho.

Las empresas ante la ampliación

En vísperas de la firma en Atenas del Tratado de Adhesión a la Unión Europea, un informe de las Cámaras de Comercio europeas ha revelado que el 59% de las empresas de los países candidatos espera aumentar su cifra de negocio este año y sólo un 11% prevé una reducción. En España, los empresarios son más optimistas y al menos 68 de cada 100 empresas afirma que su cifra de negocio se incrementará este año.

Sin embargo, según publica hoy §El Pais§, la ampliación no será tan ventajosa para los empleados de estos países, como parece que lo es para los empresarios. El salario mínimo mensual establecido por la ley en los países que actualmente integran la UE se sitúa en una media de 962 euros, frente a los 201 euros de media de los candidatos, es decir, cinco veces más bajo.