Transportes

La nueva red de metro andaluza sumará 1.000 millones de inversión

Los metros andaluces se pondrán en marcha con sólo un año de diferencia, según los planes de la consejera andaluza Concepción Gutiérrez. La primera línea de Sevilla, que tendrá 18 kilómetros y unirá el centro de la ciudad con su cinturón metropolitano, debe estar lista dentro de tres años, en 2006. Las obras de la capital andaluza, de las que se beneficiarán 858.000 sevillanos con una previsión de 20,4 millones de viajeros al año, comenzarán de inmediato y cederán el protagonismo al siguiente proyecto: Málaga.

El metro ligero malagueño, que dará servicio a 559.000 habitantes, arrancará con dos líneas y enlazará la capital con la Costa del Sol a través de 13 kilómetros de trayecto. Se estiman en 17,4 millones los viajeros anuales.

La Junta espera que una vez que esté listo el informe de impacto ambiental, el metro de Málaga pueda licitarse este año y ser adjudicado en 2004, cuando también deberían empezar las obras. En una entrevista con este periódico, la titular andaluza de Obras Públicas adelanta que mañana martes firmará con el alcalde de Málaga (PP) un convenio de colaboración en el que se recogen todas las alegaciones municipales y el compromiso financiero de las dos Administraciones.

Con respecto al metro de Granada, Concepción Gutiérrez señala que su departamento está ahora en la fase de estudiar las alegaciones del ayuntamiento, que van a ser incorporadas al proyecto inicial. Con esta modificación, el metro no sólo cruzará la ciudad de norte a sur, sino que añadirá una línea circular para el centro que permitirá solucionar el problema del tráfico en el casco histórico de Granada. 'Será una mejora cualitativa porque permitirá multiplicar el número de viajeros previsto', indica Gutiérrez.

Sin cuantificar estas modificaciones, el presupuesto inicial del metro granadino asciende a 208,9 millones de euros. Este montante se verá en consecuencia desbordado y también el número de viajeros anuales estimados en un principio, un total de 13 millones para una población de 289.139 personas. El suburbano granadino podría licitarse a primeros de 2004 y adjudicarse y empezar a construirse al año siguiente.

Financiación

A la espera de que el Gobierno central concrete su participación en los tres metros andaluces, la consejería está firmando en cada proyecto un acuerdo a dos bandas que otorga el 75% de la financiación a la Junta y el 25% a los ayuntamientos implicados. Para asegurar estos recursos públicos ya se han firmado convenios con el BEI para los metros de Málaga y Sevilla. Concepción Gutiérrez defiende el modelo elegido, financiación pública en combinación de una concesión administrativa por 30 años a un consorcio privado, porque asegura a las Administraciones poder hacer frente a infraestructuras de este calibre con pagos a largo plazo. En concreto, las Administraciones, lideradas por la Junta, deben pagar un tercio del total de cada inversión en los primeros tres años del proyecto, mientras que el resto se abona en 30 años en forma de subvención al propio transporte público.

La consejera, que censura la falta de compromiso del Gobierno, defiende los 'servicios públicos de calidad' a través de estos metros ligeros que aportan además una solución metropolitana para el transporte público. Gutiérrez confían en que la Administración central termine aportando un mínimo del 33% de los presupuestos del metro, como ha hecho con el resto de comunidades, y recuerda que en algunos casos, como en Madrid, la contribución estatal ha llegado al 85% de la obra. En el caso del proyecto de Sevilla, una ley de 1975 fija en el 50% la aportación del Gobierno central.

La consejera, que también se ha enfrentado con el Gobierno central a cuenta de la línea de AVE que debe llegar hasta Granada, atribuye estas reticencias del Gobierno a una mala planificación financiera de las obras de infraestructuras. Y recuerda que Andalucía, a pesar de ser Objetivo 1, ha recibido del Gobierno 3.000 millones de euros menos de lo que le asignaba la UE en el último marco comunitario de ayudas. 'Han llegado a decir que no había proyectos que financiar, cuando tenemos previstos hasta 2007 más de 700 kilómetros nuevos de autovías y 4.800 millones de euros para ferrocarril', apunta.

La batalla de llevar el AVE hasta Granada

La consejera de Obras Públicas se enfrenta a tres de los muchos frentes que la Junta de Andalucía (PSOE) tiene abiertos con el Gobierno central del PP. Reclama inversión estatal para el metro y un mayor cupo andaluz de vivienda protegida, pero en lo que más se está esforzando últimamente Concepción Gutiérrez es en conseguir que la Administración central garantice que el AVE llegará a Granada a cuenta de los presupuestos que terminan en 2007, tal y como estaba previsto. El Ministerio de Fomento ha amenazado a la Junta con acudir a los tribunales si no paraliza las inversiones que está realizando para convertir el tramo Bobadilla (Málaga)-Granada en una línea de alta velocidad que conectaría la capital granadina con el AVE que unirá Sevilla, Córdoba y Málaga. Aduce Fomento que se trata de una vía de titularidad estatal y replica la Junta que 'nunca ha estado en cuestión' este extremo, sino el 'espíritu de colaboración' que antes existía y que se ha evaporado, según la consejera, porque 'el Gobierno ha decidido finalmente que el AVE no llegue a Granada hasta dentro de 25 años'. Como prueba, Gutiérrez señala que la Junta lleva invertidos en este eje ferroviario que articula Andalucía oriental 120 millones de euros en los últimos 20 años, sin que el ministerio haya acudido nunca a los tribunales por invasión de competencias. Además, como ejemplo, indica que Fomentó licitó en 2001 el estudio informativo de la alta velocidad para Granada, presupuesta en 666 millones de euros.