Divisas

El euro sigue perdiendo posiciones y se asienta en los 1,06 dólares

El euro se debilitó hoy ante la incertidumbre que ven los inversores sobre el futuro de Irak después de la guerra y los modestos datos de crecimiento de la economía europea, que la Comisión Europea cifró hoy en un 1% en 2003.

A medida que las tropas aliadas han avanzado hacia Irak, los inversores han vuelto a confiar en el billete verde, que había sufrido una retirada de confianza ante la perspectiva de una guerra larga. Con la coalición anglo-americana cercana a lanzar el ataque final sobre la capital, el fin del conflicto se vislumbra próximo, lo que supone un respiro para la economía estadounidense.

La moneda única se cambia en Francfort a 1,069 dólares a las 17.30, hora española, frente al cruce de ayer de 1,0690. Ello supone una nueva jornada de retrocesos de la moneda única. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) ha fijado el cambio oficial de la moneda única en 1,066 dólares.

Los inversores sufrieron por la mañana un traspié al ser sorprendidos con posiciones contrarias respecto del euro, y que ahora han adoptado una postura muy cautelosa. Pronosticaron que, a cien días vista, el euro podría descender a 1,0550 dólares, pero que lo decisivo es saber qué pasará después de la guerra en Irak. Así, una recuperación de la economía estadounidense, cuyo primer indicio podría ser que el índice manufacturero ISM, se coloque de nuevo por encima de los 50 puntos, supondría un fortalecimiento del dólar en detrimento del euro.