Bolsa de Nueva York

Wall Street cierra con leves pérdidas por la recogida de beneficios

Las bolsas de Nueva York han cerrado, con una leve tendencia a la baja, afectadas por la toma de beneficios tras la fuerte subida del miércoles, y pese al optimismo que sigue existiendo sobre el avance militar en Irak. El índice Dow Jones de Industriales, el más importante de Wall Street, bajó un 0,54%, y se ha situado en 8.240,38 puntos, tras subir el miércoles 215,20 puntos. El promedio general del Nasdaq bajó o un leve 0,01%, y se situaba en 1.396,58, después de subir la sesión anterior 48,42 unidades.

Después de varios días de incertidumbre, los últimos avances de las tropas de Estados Unidos y sus aliados en su ruta hacia Bagdad han alentado las esperanzas de los inversores de Wall Street de que la guerra terminará pronto. Esto provocó ayer una fuerte alza de las bolsas, así como la baja del petróleo y una subida del dólar. Hoy los inversores han optado por recoger los beneficios generados tras las fuertes alzas de los últimos días.

Las noticias de que algunas tropas de EEUU y sus aliados se pueden encontrar a unos 45 kilómetros de Bagdad y de que los últimos combates han debilitado seriamente a las tropas de la Guardia Republicana iraquí, los combatientes de elite de Sadam Husein, continúan alentando las compras en Wall Street. A juicio de los expertos, un fin rápido de la guerra debería empujar la actividad económica y dar un impulso al consumo y a la inversión empresarial. Muchos esperan que esta sea la ¢llama¢ que inflame una aceleración de la actividad que evite el peligro de caer en una segunda recesión, algo que muchos temen se produzca si la guerra se prolonga por meses en lugar de semanas.

DOW JONES 33.926,01 -0,38%
NASDAQ 100 12.573,36 -1,79%

Aunque los expertos temen que la batalla en Bagdad pueda ser fiera y muy costosa para EEUU y sus aliados, el hecho de que se cierren las fuerzas sobre la capital iraquí entusiasma por ahora a los inversores, que durante varios días temieron que el avance aliado se hubiese estancado al sur de Bagdad. Pero pese al optimismo que reinó en los mercados hoy, los analistas dicen que esto puede cambiar en cualquier momento dependiendo de cómo se desarrolle la batalla en Irak. Junto con el temor a un retroceso militar, los analistas temen que la economía comience a dar señales de que está en una peor forma de la que se pensaba. Sin embargo, otros creen que las cifras macroeconómicas que se entregan en estos días están teñidas de distorsiones producto de la guerra, y que por ello no hay que hacer mucho caso de ellas, aún y cuando parezcan indicar una clara tendencia de desaceleración económica.