Aerolíneas

Alitalia cambia el signo de sus resultados y cierra 2002 con beneficios

La compañía aérea italiana Alitalia ha conseguido cambiar el signo de sus resultados y cerró el año pasado con unos beneficios de 93,12 millones de euros, frente a las pérdidas de 2001, que ascendieron a 907 millones.

El plan industrial de la compañía preveía para 2002 unas pérdidas de 53 millones de euros, aunque el balance final ha sido positivo, gracias en especial a algunas ventas llevadas a cabo por la compañía y a ciertos extraordinarios. En diciembre pasado el Tribunal Holandés de Arbitraje condenó a la aerolínea holandesa KLM a indemnizar a Alitalia con 150 millones de euros por la ruptura en mayo de 2000 de la alianza que ambas habían suscrito meses antes.

Los ingresos en 2002 fueron de 4.748 millones de euros, lo que supone una caída del 9,6% respecto al año anterior.

Mientras, las inversiones crecieron y pasaron de 620 millones a 1.101 millones en el ejercicio cerrado en diciembre, en el que el número de empleados de Alitalia era de 22.536. El signo descendente vuelve con el número de pasajeros transportados. Fueron 22,2 millones, lo que supone una caída del 10,9%.

Alitalia, de la que el Ministerio de Economía italiano tiene el 53% de las acciones, culminó en julio pasado una operación de aumento de capital por valor de 1.122 millones de euros.

El grupo italiano de aviación, que era incluso deficitario antes de los ataques del 11-S, prevé que el año 2003 será 'difícil'.