Sindicatos

CC OO y UGT ganan las elecciones sindicales en Telefónica y pactarán el nuevo convenio

Las elecciones sindicales en Telefónica de España han dejado las cosas como estaban. Aunque UGT es el sindicato más votado, es Comisiones Obreras el que más delegados ha conseguido, 221 frente a 219, lo que mantiene el equilibrio de fuerzas en el comité intercentros, el verdadero órgano negociador con la compañía.

Ambos sindicatos han llegado a las elecciones con la conservación del empleo como bandera y es que los dos son conscientes de que la protección a los empleados que proporcionó el expediente de regulación de empleo realizado en la filial bajo la presidencia de Juan Villalonga ha finalizado.

El primer cometido de los nuevos delegados será la negociación del convenio bianual, que se produce ya sin esa protección. Fuentes de los trabajadores están convencidos de que la empresa volverá a presentar este año un programa de prejubilaciones y bajas voluntarias, con el objetivo de seguir aligerando la estructura de costes en un periodo de contracción económica. Aunque desde Telefónica aseguran que la decisión no está tomada, fuentes cercanas a la compañía señalan que el calendario está en función de las elecciones generales y que, posiblemente, se esperará a esta fecha antes de presentar cualquier iniciativa.

Otra de las incertidumbres con las que se enfrentan los nuevos negociadores es la segregación de los negocios de logística e inmobiliario, que ya no tienen sentido dentro de Telefónica de España, según fuentes de la compañía. Katalyx absorberá los trabajadores de logística, mientras que para inmobiliario se creará una nueva filial. En conjunto, la segregación afecta a 1.500 empleados.

La separación se planteó y se negoció antes de las elecciones sindicales y Telefónica les ofreció la posibilidad de reincorporación, pero las centrales se levantaron de la mesa y pospusieron las conversaciones hasta conocer el resultado de los comicios.