Guerra en Irak

Arcelor dice que ahora es más fácil el dumping del acero egipcio

Arcelor tiene claro que la guerra de Irak está favoreciendo las importaciones de acero procedente de Egipto, aplicando unas prácticas de dumping que afectan a los mercados español e italiano. El presidente de la primera siderúrgica mundial, Guy Dollé, denunció ayer en Madrid que las presiones ejercidas por el país árabe, utilizando como argumento el conflicto bélico de Oriente Próximo y la influencia que tiene en la zona, han impedido que la Unión Europea (UE) adopte medidas de protección en una votación condicionada por la postura de algunos de los Estados que apoyan la intervención en Irak.

Dollé señaló que los aceristas europeos agrupados en torno a Eurofer contaban con el apoyo de la Comisión Europea, pero que no consiguieron sacar adelante sus tesis. La semana pasada el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE no logró una mayoría cualificada para aplicar medidas de protección contra el acero procedente de Egipto, Eslovaquia y Turquía.

España afectada

España, uno de los principales afectados por estas prácticas junto con Italia, votó en contra al igual que el Reino Unido, Dinamarca, Holanda y Suecia. Italia se abstuvo, al igual que Irlanda y Finlandia. A favor de las sanciones se manifestaron Alemania, Francia, Austria, Grecia, Portugal, Bélgica y Luxemburgo.

A España llegan cerca de 200.000 toneladas anuales de productos siderúrgicos procedentes de Egipto. 'Hemos perdido una oportunidad porque hasta dentro de 18 meses no podremos presentar nuevas iniciativas en este sentido', señaló Dollé. El presidente de Arcelor dijo que la labor realizada por el egipcio Boutros Galli, antiguo secretario general de Naciones Unidas, había sido determinante.

Dollé, que dijo no entender cómo se puede mezclar cuestiones políticas con temas empresariales, aseguró no obstante que las plantas de Arcelor están situadas en países que han apoyado la guerra en Irak. También arremetió contra la estrategia del Gobierno de Estados Unidos a la hora de defender sus productos siderúrgicos. Según sus cálculos, las medidas proteccionistas y la revalorización del dólar frente al euro reducirán de nuevo sus exportaciones a este país.