_
_
_
_
_
Madrid

La Bolsa cierra la mejor semana del año con una subida del 3,29%

Las Bolsas han tenido la mejor racha en dos días desde 1998. Rumores en los prolegómenos de la segunda Guerra del Golfo del mismo jaez e idéntica animación que los que se produjeron en las semanas anteriores a los de la Guerra del Golfo. Entonces se dijo en varias ocasiones que Sadam Husein había dimitido; otras, que había sido asesinado, y también, que se había exiliado. Ahora sucede lo mismo, si bien Sadam comparte protagonismo con Bin Laden, varias veces capturado en los últimos días.

Contaba un experto hace unos días que los inversores y operadores están cansados de esperar y de mantener una huelga de brazos caídos. Por ello, los rumores se siguen con pasión. Se trata de salir del tedio. Bin Laden y Sadam Husein copan las cadenas de televisión estadounidenses con rumores constantes desde hace dos semanas. Se dice, también, que oficiales del Ejército iraquí están en Estados Unidos para negociar un golpe de Estado en su país o, en su defecto, pactar una rendición inmediata cuando las tropas de los aliados entren en Irak. Hay quien apuesta, del mismo modo, por que no habrá guerra.

Como se viene repitiendo hasta la saciedad, la ausencia de inversores finales de las Bolsas desde hace meses ha dejado los mercados en manos de los especialistas en futuros. La semana que termina ha sido la más volátil del año, porque los movimientos con derivados han sido atroces. Tumbaron los mercados a mínimos y en el afán de generar beneficios salieron de sus posiciones cortas (de venta), provocando un alza espectacular.

Es la tercera vez que se produce este fenómeno desde el 9 de octubre. Llama la atención que los reguladores y autoridades financieras no hayan tomado ya cartas en el asunto dada la gran manipulación con derivados sobre los mercados.

Mucho ruido

La semana que termina hace bueno, en parte, el viejo refrán español. El ruido ha sido atronador y los bandazos también. Si el miércoles el Ibex tocaba mínimos y el pesimismo era atroz en los mercados europeos por el deterioro de las cifras empresariales y económicas, en las dos últimas sesiones la situación ha dado un giro de 180 grados.

El Ibex ha recuperado un 8,29% en dos sesiones y el resto de los índices europeos más del 10%, siendo la mejor racha desde 1998, justo cuando se comenzaba el rebote tras la crisis rusa y latinoamericana.

El Ibex tuvo ayer la subida más alta del año (4,13%), lo que le ha permitido cerrar igualmente la mejor semana desde enero (3,29%). Y además lo ha hecho con un negocio al alza. En la última sesión ha negociado 1.776 millones netos, una de las cifras más altas .

Las subidas que se registraron ayer no se veían desde hace meses. El SCH ganó un 9% y Telefónica, el 4,47%.

Sospechas de intervención de los bancos del G-7

Hay analistas y operadores de prestigio que señalan que la violencia desarrollada por los mercados financieros desde la tarde-noche del miércoles hasta el cierre de ayer va más allá de lo que es la rumorología y la recompra masiva de acciones cortas formalizadas antes por grandes fondos de inversión y de alto riesgo.Quienes se mueven con soltura por los mercados de divisas tienen claro que el Banco de Japón lleva interviniendo en este terreno desde hace semanas, aunque sin éxito, para que el dólar no caiga más. Hay quien considera que la reacción de los mercados estadounidenses en la última hora del miércoles vino de la mano de una recuperación súbita del dólar, que actúa ya desde el verano pasado al alimón con Wall Street, y que el billete verde se recuperó por la acción concertada de los grandes bancos centrales que componen el G-7. Se trata, dicen las mismas fuentes, de evitar mayores sangrías y descalabros en los mercados.Es poco creíble, en fin, que el dólar pase de posiciones de 1,1025 a 1,0735 en apenas día y medio por rumores y sólo rumores.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_