Escándalo contable

Hewlett-Packard reconoce haber inflado sus cuentas en 130 millones

El grupo informático estadounidense Hewlett-Packard ha reconocido hoy ante el regulador bursátil haber inflado su tesorería en 144 millones de dólares (133,2 millones de euros) en el primer trimestre del ejercicio 2002/2003 cerrado a finales de enero, según señaló la compañía en un documento remitido a la SEC.

La noticia penalizó fuertemente a la empresa, que perdía a las 19.40 horas un 3,98% en la Bolsa de Nueva York, hasta 14,95 dólares, después de haber llegado a caer un 9% a media sesión. Hewlett-Packard explicó que rectificó hasta 647 millones de dólares (598,7 millones de euros) frente los 791 millones presentados anteriormente la cantidad de tesorería obtenida durante el trimestre concluido a finales de enero, el primero de su ejercicio 2002/2003.

La diferencia es debido a un error en una suma de una operación de inversión durante el cálculo del producto de sus actividades de explotación. Para clarificar la presentación de sus cuentas, la compañía anunció a la SEC la creación de una nueva división bautizada con el nombre 'Corporate Investments'.

Según los expertos, la noticia de hoy relanza las inquietudes ya antiguas sobre la falta de transparencia de la que dispone Hewlett-Packard.