IPC

De Guindos culpa del mal dato de inflación a 'elementos volátiles' como carburantes y tabaco

El secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, ha atribuido el 80% del IPC de ferbrero, que repuntó el 3,8% en tasa interanual, al encarecimiento de los carburantes y del tabaco. Señaló que esta "suave aceleración" de la inflación hay que situarla en un contexto de aumento del precio de determinados elementos "volátiles", como los carburantes o el tabaco, que han subido un 1,8% en cada caso, por lo que calculó que sin estos incrementos la subida de la inflación habría sido más moderada.

"No se modifica en absoluto la tendencia a la baja de la inflación en los próximos meses, tanto del índice general como de la tasa subyacente", subrayó De Guindos, quien avanzó que dichos los elementos que están detrás de la inflación "se están reproduciendo" y, en concreto, mencionó la desaceleración económica de los países industrializados y su efecto sobre la menor demanda, la apreciación del euro frente al dólar y el 'efecto escalón' derivado de la ausencia de subida de los impuestos indirectos y del redondeo. Por el contrario, explicó que el aumento del precio del petróleo "está jugando a la contra" sobre la rebaja de la inflación.

Moderación, en primavera-verano

En cualquier caso, aseguró que las proyecciones futuras que viene realizando el Gobierno ponen "claramente" de manifiesto que a finales de primavera o principios de verano la inflación "estará muy cerca del 3%", pese a que existe la incertidumbre del aumento del precio del petróleo. "En marzo y abril veremos desaceleraciones del IPC general y de la subaycente", reiteró. Confía en que el diferencial con la UE se reduzca al 1,5% desde el 1,6% actual, a la espera de que el resto de países presenten sus datos oficiales.

Finalmente, De Guindos restó importancia al posible impacto alcista que puede ocasionar la baja de tipos de interés, ya que, según dijo, esta recorte de un cuarto de punto ya estaba descontado por parte de los mercados.

Por su parte, el secretario de Economía del PSOE, Jordi Sevilla, ha señalado hoy que "el mal dato" de inflación en febrero confirma que "España tiene un serio problema con sus precios" que está afectando a la competitividad, pero el Gobierno, ha lamentado, no hace nada para resolver la situación. Sevilla ha exigido al vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato, que "se tome en serio el problema de la inflación y ponga en marcha un plan de lucha contra" la subida de los precios, como viene insistiendo el grupo socialista, recalcó el dirigente del PSOE.