'Caso Banesto'

Suspensión de dos años para la jueza acusada de beneficiar a Conde

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer por unanimidad proponer al pleno del consejo que suspenda por dos años a la jueza de vigilancia penitenciaria María del Prado Torrecilla por una falta muy grave al presionar a otros dos jueces para intentar beneficiar al ex banquero Mario Conde.

Corresponde ahora decidir al pleno, integrado por todos los miembros del órgano de gobierno de los jueces, qué sanción se impone a la jueza Torrecilla, a la vista de esta propuesta, en la que los vocales designados a propuesta del PP y que son mayoría en el consejo plantean una sanción menor.

Pese a la propuesta, la comisión, sin embargo, ha archivado la segunda falta muy grave que proponía el instructor del expediente al estimar que no ha quedado probado que abusara de su condición de juez ni que insinuara al director de la cárcel de Alcalá-Meco que mantuviera a Conde en tercer grado, lo que había negado el responsable de la prisión.

La propuesta de suspender por dos años como jueza a Torrecilla fue respaldada por tres votos (los de los vocales Fernando Salinas, Félix Pantoja y Agustín Azparren), contra dos, de los consejeros Enrique López y Carlos Ríos, quienes consideraron que debía imponerse una sanción menor por esta falta cometida por intromisión en la tarea de otros compañeros. Conde está en prisión desde el pasado mes de junio cumpliendo condena de 18 años de cárcel por el caso Banesto.

El instructor del expediente disciplinario planteaba la suspensión por tres años de la jueza de vigilancia penitenciaria número 2 de Madrid como autora de dos faltas muy graves -dos años por presiones a sus compañeros y un año por abuso de la condición de juez-, mientras que el fiscal proponía que se la expulsara de la carrera judicial.

Presión 'continuada'

En su informe, el representante del ministerio público proponía la expulsión 'por la gravedad e intensidad' de la conducta de la jueza, que 'presionó de forma continuada en el tiempo' a sus compañeros, y destacó 'el grave daño producido por Torrecilla en la imagen pública del juez'.

El consejo abrió el pasado 24 de diciembre expediente disciplinario a Torrecilla tras la denuncia presentada contra ella por la juez de vigilancia penitenciaria número 1 de Madrid, Reyes Gimeno -encargada de resolver los beneficios penitenciarios solicitados por Mario Conde-, en la que afirmaba que su compañera le había presionado para intentar favorecer al ex banquero.