Escenario prebélico

Los militares turcos se pronuncian a favor del despliegue de tropas estadounidenses

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas turcas, Hilmi Ozkok, se pronunció ayer expresamente a favor de que el Parlamento autorice el despliegue de 62.000 soldados estadounidenses, abrirán un frente en el norte contra Irak.

La estrategia de Washington contra el régimen de Sadam Husein pasa por una primera fase de bombardeo masivo y luego una invasión por el sur desde Kuwait y por el norte desde Turquía. Pero las reticencias inesperadas de los diputados turcos están retrasando estos planes.

'La opinión del Ejército turco es la misma que del Gobierno', declaró ayer Ozkok en una rueda de prensa televisada. El respaldo de los militares, garantes del laicismo y del orden constitucional del país, se interpreta como el impulso decisivo para que los parlamentarios apoyen el plan estadounidense.

La Bolsa de Estambul registró ayer una ganancia del 1,88%, en su segundo día consecutivo en números positivos. La lira, aún en niveles históricamente bajos, se apreció ayer un 1,37% respecto al dólar. La moneda estadounidense se pagó a 1.602.250 liras, frente al 1.660.000 del lunes. El consentimiento al despliegue de los efectivos estadounidenses lleva aparejada la promesa de préstamos de 30.000 millones de dólares (27.522 millones de euros).

La ayuda es básica para la supervivencia de Turquía. Los créditos que el país recibirá este año del Fondo Monetario Internacional (FMI) ascienden a 2.600 millones de dólares (unos 2.385 millones de euros). Sólo para este año, los pagos totales de la deuda están estimados en 82.000 millones de dólares (75.230 millones de euros).

Sin haberse materializado los préstamos estadounidenses, el Gobierno ya empieza a hacer cuentas y ha anunciado que planea canjear un tercio de la deuda pública.

La visión de los militares es puro pragmatismo. Ozkok estimó que Turquía 'no puede hacer nada' para evitar una guerra y que el país sufrirá las consecuencias, tanto si mantiene al margen, como si no. 'Podremos compensar algunas pérdidas si ayudamos a los que luchan EE UU para que la guerra dure menos', señaló el jefe del Estado Mayor. El Parlamento volverá a votar la semana que viene la propuesta. El sábado pasado ya se logró la mayoría, pero faltaron cuatro votos para lograr el quórum requerido por la Constitución.