Renta Fija

En guardia ante la deuda de Endesa

Endesa emitirá participaciones preferentes para refinanciar deuda. La cotización ha sido castigada al interpretarse que la eléctrica preparaba una ampliación de capital

La alta sensibilidad del mercado al flujo de noticias sobre el elevado endeudamiento de Endesa (22.700 millones de euros al cierre del ejercicio 2002) sigue pesando en la cotización. El malentendido acerca de que la eléctrica podría realizar una ampliación de capital bastó el pasado lunes para poner a la defensiva a los inversores ante el supuesto impacto dilutivo de la operación. Ante las numerosas órdenes de venta que se acumulaban, la compañía tuvo que enviar un comunicado a la CNMV en el que explicaba que lo que está preparando no es una ampliación de capital, sino una emisión de participaciones preferentes -bonos perpetuos que computan como fondos propios para algunas agencias de calificación crediticia- para refinanciar deuda. Endesa cayó en Bolsa ese día un 4,54% y un 6,72% en la semana.

'La emisión de participaciones preferentes, cuyo importe previsto asciende a un total de 2.000 millones de euros, estaría dirigida al mercado español, cotizaría en AIAF Mercado de Renta Fija y su colocación se produciría a través de la red de entidades financieras españolas del máximo nivel', explicaba Endesa en su comunicado. La compañía se mostraba además un tanto perpleja en su nota, ya que, al contrario de lo que estaba pasando con su emisión, el mercado había reaccionado bien a recientes operaciones similares como la efectuada por Telefónica. 'Las características y condiciones de las participaciones preferentes serían similares a las que recientemente han efectuado con éxito otras relevantes sociedades cotizadas españolas', recordaba la compañía.

Los analistas han recibido de forma positiva al anuncio de esta emisión, ya que permite a la eléctrica refinanciar su deuda a un tipo de interés menor del que paga en la actualidad, pero eso no ha servido para que la acción se recupere de su castigo.

Los analistas ven positiva la refinanciación de la deuda de Endesa, pero se muestran preocupados por los problemas financieros de Enersis

'Esta emisión se estructura como una deuda subordinada perpetua que devenga un rendimiento trimestral indexado al euribor', explican los expertos de Banesto Bolsa, quienes quieren dejar claro que los intereses que Endesa pague a los tenedores de estas participaciones preferentes tendrán la consideración de gastos financieros, por lo que los dividendos no deberían verse afectados. De hecho, la eléctrica ha confirmado esta semana que pagará 0,4185 euros como dividendo complementario de 2002, repitiendo la cuantía del anterior ejercicio.

Los expertos de Espírito Santo también aplauden la operación, aunque con matices: 'Los fondos que se obtengan con esta emisión se destinarán a reforzar la estructura de financiación de Endesa, en condiciones moderadamente atractivas para la compañía', explican. Pero, a continuación, advierten: 'Sería muy negativo si Endesa diera algún tipo de garantía a Enersis o usara los recursos de la emisión para recapitalizar esta filial, lo que llevaría a las agencias de rating a rebajar su calificación de Endesa'.

Tal y como apuntan en Espírito Santo, la principal preocupación en estos momentos de las firmas de Bolsa con respecto a Endesa es la delicada situación de Enersis. Standard & Poor's ha rebajado esta semana la calificación de la filial chilena a BBB-, con perspectivas negativas. Entre las medidas que ha diseñado Endesa para paliar el endeudamiento de Enersis están una ampliación de capital por 2.000 millones de dólares y la venta de activos no estratégicos. Además, Endesa sigue renegociando con los bancos acreedores en Chile, tanto la eliminación de las cláusulas de default (si S&P vuelve a bajar el rating se activarían cláusulas de devolución anticipada de préstamos por 2.500 millones de dólares) como una extensión del vencimiento de la deuda. 'Dada la falta de apetito por esta ampliación de capital, asumimos que Endesa tendrá que acudir sola a la misma y, por lo tanto, Enersis no recibirá ninguna entrada de caja', explican los analistas de BNP Paribas, quienes, en función de las reclamaciones de los bancos acreedores a Endesa para que el acuerdo de refinanciación de la deuda de Enersis sea más atractivo, señalan que la compañía española tendrá que 'involucrase aún más en el endeudamiento de Enersis'. BNP Paribas mantiene su recomendación de infraponderar porque considera que el precio de Endesa aún no ha descontado todos los factores de riesgo como el actual nivel del peso chileno y el potencial programa de racionalización eléctrica en Brasil.