'Telecos'

Telefónica prevé volver al crecimiento en 2003 gracias a Latinoamérica

La tradicional reunión con analistas de todo el mundo se retrasará hasta la segunda parte del año, según confirmó ayer el presidente de Telefónica, César Alierta, así que la operadora ha aprovechado la más reducida conferencia telefónica con los expertos que se realiza puntualmente tras la presentación de resultados para hacer públicas sus previsiones para el ejercicio.

La buena noticia es que Telefónica volverá al crecimiento, tras una caída del 8,5% en los ingresos en 2002, y lo hará tanto en facturación, como en Ebitda y resultado de explotación. La mala nueva, sin embargo, es que las previsiones anunciadas ayer son inferiores a las prometidas en marzo del año pasado, fecha de la reunión con analistas en Sevilla, y se realizan tras incumplir las de 2002.

Según las nuevas estimaciones, los ingresos del grupo crecerán este año entre un 5% y un 8%; el Ebitda lo hará a tasas del 6% al 9% y el resultado de explotación se elevará a un ritmo del 18% al 21%.

Y al igual que este año marcará la recuperación del crecimiento, también será el que cambie el rumbo de la inversión. Tras una reducción a más de la mitad el ejercicio pasado, los desembolsos se mantendrán estables o se elevarán hasta un 3%, lo que permitirá al flujo de caja crecer entre el 9% y el 12%.

A la parte baja de la tabla de resultados volverán los beneficios, puesto que ya no hay activos deteriorados que lastren las cuentas u obliguen a fuertes saneamientos. Con el balance limpio y el foco en la gestión, cualquier alza en los ingresos se traslada directa y de forma aumentada a los beneficios. Telefónica, además, tiene la intención de seguir con las desinversiones, que le reportarán 1.000 millones en tres años, sobre todo por la venta de edificios.

La principal causante de la mejora operativa será, precisamente, la que peor evolución ha tenido en los últimos tiempos. Telefónica confía en Latinoamérica y en su recuperación en la segunda mitad del año para basar sobre ella el crecimiento.

La operadora cree que los ingresos de la filial latinoamericana se elevarán entre el 6% y el 9%, frente a la caída del 31,4% de 2002. La clave, con todo, está en que la previsión se realiza con tipos de cambio constantes, es decir, excluyendo el impacto de la oscilación de las divisas, algo que a la luz del comportamiento más reciente del real y del peso resta credibilidad a la predicción.

Sin embargo, incluso con tipos de cambio constantes, los ingresos de 2002 de la filial crecieron sólo un 0,6%, mientras que el Ebitda cayó un 3,4%, así que la nueva previsión que habla de un alza en este epígrafe del 4% al 7% para este año supone todo un cambio de tendencia.

Débil demanda

El horizonte a un año para Telefónica de España es menos halagüeño, dado el entorno de competencia y escaso crecimiento del negocio de telefonía fija. En el mejor de los casos, los ingresos se estancarán, sino la caída puede llegar al 3%. La evolución del Ebitda será en todo caso negativa, entre el 4% y el 1%, afectada por la venta de inmuebles, que obligará a pagar alquileres. Pero puesto que este comportamiento será fruto de una débil demanda, tampoco será necesario una alta inversión, así que se reducirá entre el 15% y el 20%.

A pesar de ello, Telefónica prevé perder menos cuota de mercado este año de la que perdió el pasado, y eso que sólo fue del 4%. Después de casi cinco años de competencia, la operadora mantiene el 81% de la tarta del tráfico telefónico en España. Más elevada es la cuota de acceso directo, que está en el 93%.

A pesar de las pérdidas históricas presentadas el jueves por Telefónica, el mercado ha reconocido la calidad de su balance y su bajo endeudamiento. La evolución en Bolsa en los últimos meses ha superado al de sus homólogas europeas, hasta el punto de que ayer sobrepasó a Deutsche Telekom por capitalización durante la sesión y se convirtió por momentos en el primer ex monopolio por valor en Bolsa, aunque no puedo mantenerlo al cierre.

También ayer, Telefónica anunció las fechas de la novena y última ampliación de capital gratuita. Empezará el 11 de marzo y concluirá el 25.