Balance

La apatía de los mercados adelgaza un 29% el beneficio de las firmas bursátiles

La crisis bursátil que, desde mediados de 2000, afecta a los mercados internacionales ha sido la causante de la caída de un 29% en los beneficios de las firmas bursátiles. Obedece, dicen los expertos, a la menor operativa de los clientes de sociedades y agencias, que temen un mercado tan inestable.

Esta coyuntura ya provocó que, en 2001, dichos balances sufrieran una caída severa, entonces del 53%. Según los datos publicados hoy por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, los ingresos de las entidades registradas se redujeron casi un 40%, hasta los 2.890 millones. También cayeron las comisiones percibidas por las firmas de bolsa, casi un 15%, así como los beneficios en valores, que se rebajaron un 48%. Las sociedades y agencias paliaron esta caída en el capítulo de ingresos con recortes del 44% en sus costes ordinarios, aunque en los gastos de explotación la rebaja fue sólo del 6,2%.

Las sociedades de valores, aquéllas que pueden operar por sí mismas y por cuenta de terceros, obtuvieron en el 2002 la mayor parte de los beneficios, 132 millones de euros, un 29,16% menos que el obtenido en 2001. Las agencias, que sólo pueden operar para sus clientes, obtuvieron un resultado de 6,7 millones, un 22,8% menos.

El conjunto redujo sus cuentas un 4%, hasta los 10.394 millones. La CNMV tenía registradas 110 firmas de bolsa a finales del 2002, de las que 44 eran sociedades de valores y 66, agencias de valores.