_
_
_
_
Cine

El quirófano del cine

La Filmoteca celebra su cincuenta aniversario con la proyección de películas restauradas y el anuncio de un nuevo centro de conservación

Curro Vargas es una película muda dirigida en 1923 por José Buchs, precursor del cine español. Se trata de una adaptación de la zarzuela de Dicenta y Paso con música de Ruperto Chapí. Una reliquia -apenas se conserva el 10% de la producción del cine mudo español-. 80 años después de su estreno en los cines Real Cinema y Príncipe Alfonso, la película podrá ser vista por el público español el próximo mes de octubre, dentro de los actos conmemorativos del cincuentenario de la Filmoteca Española.

Curro Vargas es junto con La casa de la Troya, dirigida por A. Pérez Lugín en 1925, una de las últimas restauraciones de la Filmoteca Española. Antes que éstas, sus técnicos han descubierto, identificado y recuperado títulos como El dos de mayo, también de Buchs, estrenada en 1927 y considerada una superproducción para su época, o ¡Viva Madrid que es mi pueblo!, rodada en 1928 por Fernando Delgado. Ambas estrenadas en 2001.

El trabajo de recuperar un clásico es una tarea casi detectivesca. Las copias aparecen en los lugares más inverosímiles, desde el British Film Institute hasta el rastro madrileño. Después viene el auténtico desafío. Fotogramas rayados, con manchas, rotos... Curro Vargas, por ejemplo. El equipo dirigido por Luciano Berriatúa ha recuperado una copia de 35 milímetros en nitrato con tintes y con rótulos en inglés, conservada en el Instituto de Cine Británico. Sobre las fuentes originales ha preparado rótulos en castellano y los teñidos sobre las nuevas copias van a ser realizados por el procedimiento Desmetcolor. La música es otro cantar. Nunca aparecen las partituras originales. Durante los años veinte, Curro Vargas se presentaba con la música original de Chapí. Adaptación musical desaparecida, claro. La película, al igual que La casa de la Troya, se proyectará con acompañamiento musical en vivo.

La Filmoteca custodia unos 35.000 títulos; la mitad, de producción española

En estos momentos, los técnicos de la filmoteca tienen entre manos la restauración de casi una docena de títulos, entre ellos, Un chien andalou, la película de Luis Buñuel que se convertiría en el manifiesto cinematográfico del surrealismo, o Sin novedad en el Alcázar, rodada por Augusto Genina en 1940.

La identificación y recuperación de las películas es, sin embargo, el punto de partida de la labor de preservación del patrimonio cinematográfico a la que está consagrada la Filmoteca Española y que concluye con la conservación, catalogación y difusión de los fondos de su archivo. La filmoteca custodia en estos momentos unas 70.000 películas, que corresponden a 35.000 títulos, tanto de largos como de cortometrajes, la mitad de ellos aproximadamente de producción española. En los archivos de su biblioteca se pueden consultar más de 25.000 libros, cerca de 1.000 títulos de revista, guiones, folletos, fichas fílmicas y otros documentos, así como más de un millón de documentos gráficos diversos, como fotografías, carteles, programas, etc. Además, gestiona más de 20.000 piezas de museo (máquinas, decorados, figurines, etc.). Este material se concentra desde mayo del pasado año en la sede del Palacio de Perales, edificado en el siglo XVIII por el arquitecto Pedro de Ribera.

Nuevo centro

Pero la dimensión de la filmoteca exige más espacio. Por ello, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha hecho a la institución un regalo de cumpleaños: un centro de conservación y restauración. Las obras se ejecutarán entre 2004 y 2007 y tendrán un coste estimado de 16,3 millones de euros, ya contemplados en los Presupuestos Generales del Estado. El proyecto del nuevo centro constará de tres volúmenes: un bloque de archivos, subterráneo, con capacidad para un millón y medio de rollos de película, un cuerpo de servicios administrativos, técnicos y de comunicaciones, situado en la planta baja, y, finalmente, un tercer volumen de superficie, que albergará los equipos de climatización.

Los 50 años de la Filmoteca Española serán recordados con un programa de proyecciones, exposiciones, ciclos de conferencias y la edición de un volumen especial sobre la historia del cine. El programa comenzará el próximo lunes con la proyección en el Cine Doré, la sala estable de proyecciones de la Filmoteca Española, de la película Esa pareja feliz, de Berlanga y el desaparecido Bardem, de 1953.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_