_
_
_
_

Más de la mitad, en beneficio

Un elevado porcentaje de planes de pensiones, casi todos de renta fija, cosecha ganancias en lo que va de año

El significativo recorte de las rentabilidades a largo plazo que se viene viviendo en los mercados de renta fija, con el consiguiente aumento de las ganancias de los inversores que han colocado su dinero en este tipo de fondos, ha llegado esta semana a nuevas cotas históricas. El tipo a largo plazo, a 10 años, ha llegado a romper la barrera del 4% a la baja, lo que ha facilitado la aceleración de las ganancias en los fondos de pensiones de renta fija.

El resultado se percibe en las rentabilidades del amplio colectivo de fondos de pensiones del sistema individual, en el que hay unos 200 planes con rendimientos positivos, una cifra que no era tan elevada desde hacía bastante tiempo y que representa más de la mitad de los planes que suministran información de forma sistemática y de los que, por lo tanto, se tiene constancia de sus rentabilidades y trayectoria.

Las ganancias en los planes de renta fija llegan a alcanzar en algunos casos el 5,5% en el acumulado del año, lo que da idea de la aceleración que han experimentado las valoraciones de los fondos de pensiones en las últimas semanas, reflejando los incrementos de cotizaciones que han vivido los diversos tipos de renta fija, en especial los de más largo plazo, favorecidos por la tendencia compradora de los inversores que han buscado refugio en estos mercados huyendo de los activos de renta variable.

Las elevadas cotizaciones de los mercados de renta fija están beneficiando a un amplio segmento de planes de pensiones

No obstante, los dos planes de pensiones más alcistas este año son, por el momento, dos planes de tipo mixto con un cierto peso de títulos de renta variable en sus carteras y que rozan en la actualidad el 6% de ganancia acumulada en lo que va de año.

Pero la inmensa mayoría de los fondos de pensiones con beneficios son de renta fija, algunos de ellos gracias al acierto que han tenido sus gestores en los últimos meses a la hora de seleccionar bonos emitidos por compañías privadas. A pesar del mayor riesgo que ello supone, debido a la mayor volatilidad de estos activos, el retraso en la recuperación de la economía mundial ha facilitado estas ganancias en un segmento del mercado de renta fija particularmente activo durante los últimos meses.

En el entorno de la renta variable, las satisfacciones son bastante escasas, aunque no faltan planes de pensiones en positivo, en especial algunos cuya vocación inversora se ha orientado hacia la renta variable española. El mercado español de renta variable es, en efecto, el único que está aportando ganancias a los planes de pensiones, aunque las más elevadas apenas superen el 2%.

Las perspectivas para los próximos meses no parecen dar muchas facilidades para los partidarios de los cambios drásticos. Es decir, los mercados de renta fija, refugio idóneo en momentos de incertidumbre, están jugando su papel y han recibido importantes flujos de inversión que han fortalecido aún más su atractivo. Mientras los problemas políticos no se resuelvan en la escena internacional y mientras las autoridades económicas y monetarias no muestren nuevas señales de estímulo a las economías, en especial a la europea, muy necesitada de un recorte de tipos de interés, los planes de pensiones de renta fija seguirán desempeñando un papel crucial en la defensa del valor de las carteras de los partícipes de los planes de pensiones.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_