El 33% de las quejas contra la justicia es por retrasos

Durante el año 2002 los usuarios de la justicia presentaron 4.059 reclamaciones (incluidas las reclamaciones relativas a cuestiones jurisdiccionales), lo que supone un 19% más de las que se presentaron durante 2001. Los ciudadanos, a la vista de estos datos, cada vez son más conscientes de su derecho a exigir un buen servicio como usuario de la Administración de justicia.

Los retrasos o dilaciones en los procedimientos volvieron a ser el año pasado las quejas más habituales (33%), según una estadística proporcionada por el Consejo General del Poder Judicial. Este tipo de reclamaciones han aumentado respecto a 2001, cuando se registró un 29% de quejas por dilaciones. El 62% de las reclamaciones por retrasos se produjo, sobre todo, por el trámite de los procedimientos; el 28%, por la ejecución, y el 10%, por tardar en dictar sentencia.

Desde el año 1999 el número de reclamaciones ha ido creciendo espectacularmente. En cuatro años se ha pasado de algo más de 500 quejas a más de 4.000. Es decir, se han multiplicado por ocho.

Un 17% reclamó por la organización de los tribunales (tiempos de espera, incumplimiento de horarios, pérdidas de documentación, ausencia de personal, servicio de guardia y falta de identificación), el 12% presentó quejas por el trato recibido en las instalaciones judiciales y el 11%, por falta de información.

En cuanto a la organización, casi la mitad de los ciudadanos que utilizaron la Administración de justicia se quejaron sobre todo por los tiempos de espera. También lo hicieron por la organización interna de la oficina judicial y por la ausencia de personal. El 76% de los que presentaron quejas son particulares, el 8% fueron abogados y el 7%, presos. Los que más quejas acumularon por el trato recibido fueron los miembros que componen el personal de la secretaría judicial (54%) y los jueces (22%). En cuanto a la actuación profesional, los abogados fueron los que más reclamaciones reunieron (41%), por detrás se sitúan los jueces (28%).

Civil y penal

Las jurisdicciones civil y penal se llevan la palma en quejas (65%). Y cuatro comunidades acapararon el 63% de las quejas presentadas. Se trata de Cataluña (20%), Madrid (17%), Comunidad Valenciana (15%) y Andalucía (11%). La mayoría de las quejas, un 73%, se presentaron ante distintos órganos de gobierno y un 27% ante el Consejo General del Poder Judicial. Y suelen presentarse personalmente o por correo. El correo electrónico y el fax apenas es utilizado.

Por órganos judiciales, los juzgados de primera instancia e instrucción fueron los que más reclamaciones provocaron de los ciudadanos. Los que menos, el Registro Civil Central, los juzgados de menores, la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo. El plazo de resolución de las reclamaciones que contempla el Reglamento 1/98 es de un mes.