Inflación

Los costes de la energía provocan un alza del 0,3% en el IPC de EEUU

Los precios más altos de la energía provocaron en enero una aceleración en la inflación en Estados Unidos a nivel minorista, pero los costos en los demás sectores de la economía permanecieron controlados, dijo el viernes el gobierno.

En un informe que podría aliviar los temores por las presiones de un alza en los precios, el Departamento de Trabajo dijo que el índice de precios al consumidor (IPC), la principal medida de la inflación en Estados Unidos, subió un 0,3% en enero, en línea con las expectativas de un grupo de economistas privados.

El alza del IPC en enero fue la mayor desde abril del 2002, pero fue provocada por los mayores costes de la energía, que subieron un fuerte 4%, debido a la demanda de crudo por las bajas temperaturas y por las preocupaciones de una guerra con Iraq.

Los precios de la gasolina, el combustible para la calefacción y otros costes de energía registraron en enero los mayores aumentos en nueve meses. Si se excluyen los precios de alimentos y energía, que son los más volátiles, el núcleo del IPC subió un 0,1% después de un incremento del 0,2% en diciembre.