El 'efecto 11-S' dispara los seguros de las exposiciones

Asegurar una exposición de Picasso en Nueva York es ahora un 100% más caro que antes del 11-S. En España ese coste se ha incrementado un 15% desde los atentados terroristas de 2001

La amenaza del terrorismo está afectando a dos exposiciones de Picasso que pueden visitarse en la actualidad en Barcelona y Nueva York. El coste de asegurar una exposición internacional se ha encarecido un 15% en Europa y un 100% en Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001, según directores de museos y aseguradoras.

'Normalmente, el propietario marca el valor del cuadro', dice Malen Gual, conservadora del Museo Picasso de Barcelona y encargada de la gestión de colecciones, 'las aseguradas aplicaban un precio del 0,7% sobre el coste de la obra'. Tras los atentados ese porcentaje es del 0,8%, el que se ha impuesto para asegurar la exposición Picasso: de la caricatura a las metamorfosis de estilo, que se ha inaugurado esta semana en Barcelona.

Manel Vila, director de la división de arte de la aseguradora Aon, estima que el coste por asegurar una exposición internacional ha subido entre un 15% y un 20% en Europa. Habitualmente las exposiciones se aseguran 'de clavo a clavo', dice. 'Esto conlleva la cobertura de la obra desde que se descuelga de su ubicación normal hasta que vuelve a ella'. Antes del 11-S la posibilidad de sufrir un atentado estaba incluido en esta cobertura, a no ser que la exposición se celebrara o transcurriera por zonas conflictivas. Tras los atentados, 'la cobertura en las exposiciones queda excluida'. En España, recuerda el directivo de Aon, el Consorcio de Compensación de Seguros, dependiente del Ministerio de Hacienda, cubre riesgos extraordinarios, incluido el terrorismo, pero no si la exposición se realiza fuera del país.

Este aumento de los costes y una creciente reticencia de los propietarios a ceder las obras provocará que 'el acceso del público a muchos objetos se vea afectado a largo plazo', opina Ed Able, presidente de la Asociación Americana de Museos, consultado por Bloomberg.

La exposición Matisse Picasso, que se exhibe en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (Moma), recibió una cobertura gubernamental de 500 millones de dólares. Pero esta cantidad no fue suficiente para asegurar la exposición de 132 piezas de arte.

Los responsables del museo consideran que el aumento de los costes de los seguros por la cobertura de terrorismo podría derivar en menos y más pequeñas exposiciones. Asegurar una exposición como ésta 'cuesta ahora dos o tres veces más y se requiere el triple de esfuerzo', subraya Glenn Lowry, director del museo neoyorquino.

La muestra Matisse Picasso atrajo a 580.000 personas en París. En Londres se vendieron 500.000 entradas.