Divisas

El dólar vuelve a tomar impulso al amortiguarse los tambores de guerra

La cotización del euro frente al dólar ha vuelto a bajar tras la comparecencia de Hans Blix ante el consejo de Seguridad de la ONU, donde ha admitido no haber encontrado armas de destrucción masiva. La divisa europea se cambiaba a 1,0772 dólares a las 17.00, hora española, en el mercado de Francfort frente a los 1,0839 dólares del inicio de la sesión. Previamente, el billete verde había perdido en la jornada de ayer un 1,2% frente al euro, la mayor caída de los últimos cinco meses. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) fijó el cambio oficial del euro en 1,0793 dólares.

En la sesión anterior, los buenos datos económicos de Estados Unidos publicados ayer, no tuvieron impacto sobre la cotización de la divisa. Las ventas minoristas, que suponen casi el 30% de la actividad económica del país, crecieron un 1,3% si se exceptúa el capítulo de venta de automóviles, que adolece de excesiva volatilidad. Por otra parte, el número de peticiones de subsidio por desempleo, publicadas cada semana, se sitúaron en la cifra más baja del último mes. Pero el inminente conflicto en Irak pudo más que estos datos.

Por otra parte, en el mercado de Tokio, anoche el dólar también mostró su debilidad. Tras fortalecerse ligeramente con la compra por parte de los importadores japoneses, retrocedió a continuación en el ambiente de expectación ante la entrega hoy, viernes, en Nueva York del informe sobre Irak por parte de los inspectores de desarme ante el Consejo de Seguridad de la ONU.