Plan de salvamento

France Télécom recorta 7.500 empleos en Francia y congela 1.000 contrataciones

France Télécom suprimirá 7.500 puestos en Francia en 2003 y congelará 1.000 contrataciones, según ha indicado el presidente de la operadora desde octubre, Thierry Breton, a la emisora gala Europe 1. "En Francia, va a haber 4.100 prejubilaciones que no serán reemplazadas y 3.400 bajas naturales que tampoco serán sustituidas, es decir, 7.500 personas". Breton subrayó que no se trata de despidos e indicó que además se han congelado mil contrataciones.

El directivo ha anunciado la "venta marginal" de activos y la voluntad de profundizar el ahorro en costes operativos. "Mire, con una plantilla de 233.000 trabajadores", ha dicho, "cuando se pone en marcha un plan de reestructuración, los números van muy rápido". Por otra parte, Breton ha informado de que se procederá, en el momento más propicio para los accionistas, a un aumento de capital de 15.000 millones. Aseguró que se ha solucionado la crisis de liquidez y que hay buenas perspectivas para los próximos dos años. Los resultados del cuarto trimestre de 2002 y de todo el ejercicio, que se publicarán el 5 de marzo, representarán una "buena sorpresa", sobre todo los de explotación.

A principios de diciembre de 2002, los sindicatos galos denunciaron que Breton baraja 45.000 despidos hasta 2005, así como el traslado de muchos de los casi 110.000 funcionarios de la plantilla hacia otras administraciones. El presidente de la compañía se apresuró entonces a decir que la obligada reducción de costes no se traduciría por una nueva reducción de efectivos o una cesión de activos, adicional al recorte del 14% de la plantilla y al programa de jubilaciones y bajas voluntarias anunciado a finales de noviembre. El gigante de las telecomunicaciones France Télécomdebe reembolsar 15 millones este año y su reducción de costes pasa, como calificó de inexorable, por la reducción del peso salarial.