Crisis

Los bancos resposables de Fiat ultiman el plan de financiación

Los bancos acreedores se han reunido hoy para ultimar el nuevo plan financiero de Fiat, mientras la familia Agnelli, por medio de su nuevo patriarca, Umberto, reiteraba su compromiso para sacar a la firma turinesa de la crisis.

El papel de la familia fundadora del grupo Fiat en el futuro plan de recapitalización de la sociedad fue uno de los asuntos que abordaron en Milán los presidentes y consejeros delegados de los principales bancos italianos.

Los responsables de Intesa, Capitalia, San Paolo y Unicredito estudiaron la posición del segundo accionista de Fiat, la estadounidense General Motors (GM), que mañana, martes, celebra una esperada reunión de su consejo de administración.

Sobre esta reunión planea, según varios analistas, el deseo del primer fabricante de coches del mundo de liberarse de la opción de compra del 80% que aún no posee de Fiat Auto a partir de 2004, a cambio de contribuir a su recapitalización con entre 1.000 y 2.000 millones de euros (entre 1.072 y 2.145 millones de dólares).

Otro discurso son las contrapartidas que, a modo de conjeturas, habría dejado entrever la firma de Detroit, entre ellas la de hacerse con el control de las actividades de Fiat en Brasil.

El otro eje, junto al aumento de capital, para el relanzamiento de Fiat, es la decisión cada vez más discutida sobre la conveniencia de separar el negocio del automóvil del resto de actividades del grupo. Los banqueros reunidos en Milán, que se encontrarán en breve con la dirección de Fiat, analizaron los últimos informes sobre el proyecto de segregación, lastrado por problemas técnicos debido a las dificultades y los plazos necesarios para dividir un grupo con muchas interconexiones.