Crisis

WorldCom recorta 5.000 empleos en su intento por salir de la bancarrota

La operadora de telefonía WorldCom ha anunciado hoy que prescindirá de 5.000 puestos de trabajo, el 8% de la plantilla, para ahorrar 2.500 millones de gastos anuales para intentar salir de la bancarrota declarada en julio.

Un escándalo contable de 9.000 millones llevó a WorldCom a declarar la mayor quiebra de la historia y anunciar, en julio, un recorte de costes del 12,5%, y de gastos generales, en ventas y admnistrativos del 13%. La compañía, que cuenta con 60.000 empleados, aseguró que los recortes de empleo afectarán fundamentalmente al departamento administrativo y corporativo, y no a las secciones de ventas, de tecnología ni de operaciones. La suspensión de pagos extendió la desconfianza de los inversores al conjunto del sector.