Control tributario

Hacienda cifra en 7.000 euros la media de fraude de los 100.000 contribuyentes investigados

La Agencia Tributaria (AEAT) lanzará un plan especial contra la piratería audiovisual e impulsará sus actividades de control en toda la cadena del sector inmobiliario, desde la urbanización hasta la construcción y la promoción, según ha anunciado hoy su director general, Salvador Ruiz Gallud.

En la presentación de las líneas generales del Plan General de Control Tributario del 2003, Ruiz Gallud avanzó los primeros resultados del plan especial de su departamento para el control de operaciones con motivo de la conversión de pesetas a euros, desarrollado en el último semestre del 2001. Según ha señalado, este plan está permitiendo, a partir de unos 100.000 registros de información, unos resultados que reflejan una rentabilidad de unos 7.000 euros (incluidos los intereses de sanción) por cada uno de los contribuyentes a los que finalmente se les ha levantado acta de inspección.

También, Ruiz Gallud se ha referido a los cerca de 220.000 registros de información derivados del plan de control emprendido durante el verano pasado, dirigido a chiringuitos de playa y otras actividades propias de la época estival así como al alquiler de apartamentos, y de los que más de 100.000 corresponden a operaciones inmobiliarias.

Lucha contra la piratería

Dentro del Plan de Control Tributario para el 2003, habrá medidas especiales contra la piratería audiovisual (contrabando y distribución de CD, vídeos y DVD falsificados) debido al volumen que está adquiriendo este fenómeno, según los responsables de la AEAT.

Según sus datos, la manipulación y venta de un kilogramo de CD genera un rendimiento comercial cinco veces superior a un kilogramo de hachís, lo que confirma, dicen, la importancia de este tipo de fraude. En cualquier caso, el sector inmobiliario será prioritario en el plan contra el fraude de este año, y las actuaciones de control se dirigirán también a industrias auxiliares y subcontratas, y la obtención de plusvalías producidas básicamente por recalificaciones de terrenos.

Asimismo se impulsará el control de la rentas de capital sin retención, las SIMCAV, las operaciones con futuros y opciones, la importación fraudulenta de vehículos de lujo y la adquisición de embarcaciones. Según Ruiz Gallud, una novedad del plan de la Agencia Tributaria de lucha contra el fraude este año es el impulso que se dará a la coordinación con las comunidades autónomas, con una planificación a "gran nivel", y también se estrechará la colaboración con los municipios.