_
_
_
_
Informática

Andalucía lleva el software libre a las escuelas y centros públicos de Internet

Andalucía también quiere plantar cara al imperio de Microsoft. Los 2.800 colegios públicos, los centros rurales de acceso a Internet y la Administración empezarán a utilizar a partir de este año y de forma progresiva software libre.

La Junta de Andalucía empezó a dar los primeros pasos en el mundo del software abierto a partir del plan I@landalus, que marca las estrategias en política informática. Sin embargo, la apuesta más ambiciosa se pretende realizar ahora, tras un acuerdo parlamentario para fomentar las soluciones informáticas libres en las esferas pública, privada y profesional.

A través de la Consejería de Presidencia se ha previsto dotar de software abierto a lo largo de este año a los colegios públicos, que en su totalidad están conectados a la Red gracias al programa Internet en las Escuelas.

Estas aplicaciones también se incorporarán a los equipos que se instalen en los centros de acceso a Internet que se abran en virtud del plan Guadalinfo, diseñado para llevar la banda ancha a municipios rurales.

El tercer campo en el que se quiere aplicar el software abierto es la Administración. Ya se utiliza en algunos departamentos y el objetivo es ampliar su uso a todas las dependencias, si bien desde la Junta de Andalucía se advierte que se hará en la medida de lo posible, puesto que en este momento aún es difícil vivir totalmente al margen de Microsoft.

El plan para impulsar el software libre en 2003 se completa con una serie de medidas dirigidas a fomentarlo en el ámbito privado. En este sentido se incentivará su uso y acceso a las aplicaciones.

El consejero de Presidencia, Gaspar Zarrías, precisa que además de fomentar una alternativa informática, estas medidas propician 'oportunidades de innovación a pequeñas y medianas empresas andaluzas que pueden trabajar en el desarrollo de productos informáticos'.

El acuerdo del Parlamento andaluz para fomentar los programas informáticos abiertos, adoptado a propuesta del Grupo Parlamentario Socialista, ha sido recibido con los brazos abiertos por parte de las asociaciones seguidoras de estos softwares, lo que no impide que también alberguen algunos reparos.

Enrique Montero, profesor de Tecnología Electrónica de la Universidad de Cádiz, está al frente de un equipo que en Andalucía es una autoridad en la implantación de Linux. Este grupo tiene instalados varios centenares de ordenadores en colegios públicos e instituciones que operan con aplicaciones libres. 'Nosotros no somos linuxeros religiosos, defendemos este software porque es más barato que Windows y resulta muy eficaz', advierte Enrique Montero quien, sin embargo, duda de la concreción del acuerdo parlamentario: 'Mucho me temo que sea un brindis al sol, desde hace años pedimos que nos financien becarios para instalar ordenadores con Linux en los colegios públicos y nunca hemos encontrado apoyo'.

El grupo que dirige Montero recicla ordenadores y los reinstala en red en colegios y centros públicos. El precio de cada ordenador, software y hardware incluidos, asciende a 90 euros. En mayo, este equipo tenía 500 ordenadores para instalar y ninguna institución o colegio interesado en esta alternativa. Ahora, ocho meses después, lo que necesitan son ordenadores para recuperar, mientras los interesados aguardan en lista de espera.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_