PIB

El BCE pospone la recuperación de la economía de la zona euro hasta 2004

El BCE ha reafirmado hoy la debilidad económica de la zona euro que apuntaba ayer el Banco Mundial y ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para este área con una horquilla del 0,6% al 1% este año y una horquilla comprendida entre el 1,1% y el 2,1% el año próximo. Asimismo, ha señalado que la recuperación de la economía será lenta y no cobrará fuerza hasta 2004. En sus anteriores previsiones del mes de junio, el BCE auguraba un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro comprendido entre el 0,9% y el 1,5% en 2002 y entre el 2,1% y el 3,1% en 2003.

Asimismo, la entidad monetaria ha pronosticado que en el próximo año, la inflación descenderá ligeramente y se moverá entre un 1,3 y un 2,3% en el área, lo que supone también una ligera corrección a la baja frente a los datos publicados en junio.

El BCE realizó estas previsiones antes de decidir bajar los tipos de interés en la zona euro, el pasado 5 de diciembre, en medio punto hasta el 2,75%, para reactivar la actividad económica del área. Además, el banco advierte que estos pronósticos parten de la base de que el precio del dinero y el tipo de cambio del euro permanecen invariables y que no son el mejor método para predecir resultados futuros, debido a los cambios derivados de la política monetaria.

Este panorama decepcionante sobre el crecimiento en 2003 refleja el elevado grado de incertidumbre en la economía de la zona, dice el BCE. Según la entidad, las tensiones geopolíticas, con consecuencias potenciales sobre los precios del euro, la evolución de los mercados financieros y el lento crecimiento de la economía mundial son factores que pesan adversamente sobre la confianza.

El BCE también ha corregido a la baja el crecimiento de la demanda interna, que refleja, a su vez, la debilidad de los mercados financieros y la incertidumbre económica, y prevé un retraso en la recuperación de las inversiones, que se explica por un crecimiento menor en la demanda externa. Por otra parte, el empleo se recuperará moderadamente en 2003 y con más fuerza en 2004, después de haber permanecido muy débil en 2002, si se cumplen las proyecciones del BCE.

Riesgo de recesión

Ayer, el Banco Mundial presentó un informe en el que advertía del peligro de una recesión global debido a la incertidumbre en los mercados financieros internacionales, la larga crisis de Japón, los efectos negativos de la crisis en Argentina y la región Latinoamericana, y la dificultad en el ritmo de crecimiento de los países ricos.

Tras un crecimiento lento en 2001 y 2002, el informe anticipa que el PIB global aumentará un 2,5% en 2003. Para este año estima un crecimiento mundial del 1,7%, mientras que en 2001 fue del 1,1%.

Alemania

Siguiendo esta misma tendencia marcada por la incertidumbre económica, uno de los principales institutos de coyuntura alemanes, el HWWA, ha rebajado a la mitad sus previsiones de crecimiento para el país, hasta el 0,2% en 2002 y el 0,7% en 2003, sumándose así al instituto IfW, que ayer revisó a la baja sus pronósticos.

Los institutos de coyuntura alemanes se muestran así más pesimistas que el Gobierno rojiverde del canciller Gerhard Schroeder, que prevé un crecimiento del 1,5% en 2003 y del 0,5% este año.