UE

Bruselas veta la publicidad del tabaco mediante actividades de patrocinio

Los ministros de Sanidad de la UE han aprobado hoy la futura normativa por la que se prohibirá la publicidad del tabaco y su promoción mediante actividades de patrocinio de acontecimientos.

Los Quince han dado el visto bueno al texto elaborado por la Comisión Europea "por mayoría cualificada", con los únicos votos en contra de Alemania y el Reino Unido. Muchas de las dudas planteadas por las delegaciones durante el debate público celebrado en el Consejo de Ministros, se disiparon después de que el comisario europeo de Sanidad, David Byrne, garantizase que "si se desea ir más allá de lo que dice la directiva a nivel nacional, se puede hacer".

Directiva anti tabaco

El pasado mes de octubre, el Consejo de Ministros aprobó el decreto de transposición de la directiva comunitaria sobre el tabaco en el que concede a las empresas tabaqueras un plazo de un año, hasta el 30 de septiembre de 2003, para que todas las cajetillas muestren las nuevas advertencias de "fumar mata" o "fumar puede matar", que deberán ocupar al menos el 30% de la superficie del paquete.

Esta norma, desarrollada con el objetivo de reducir el medio millón de personas que mueren cada año en la UE debido al consumo de tabaco, está basada en dictámenes científicos relativos a los aditivos, las sustancias que crean dependencia, las advertencias respecto a la salud y alegaciones que pueden llevar a confusión a los consumidores. En concreto, establece niveles máximos de alquitrán por cigarrillo, monóxido de carbono y nicotina. El cambio, sin embargo, no se notará de un día para otro, pues se ha establecido un periodo transitorio hasta el 30 de septiembre de 2003 en el que convivirán los dos tipos de empaquetado.

Por otra parte, los productos de tabaco de uso oral cuya comercialización está autorizada, así como los productos del tabaco sin combustión deberán llevar las advertencias siguientes: "Este producto del tabaco puede dañar vuestra salud y crear dependencia". Asimismo, esta normativa establece que desde el 1 de enero 2004 los cigarrillos puestos en circulación, comercializados o fabricados en los Estados miembros no podrán superar los 10 miligramos por cigarrillo de alquitrán, 1 miligramos de nicotina y 10 miligramos de monóxido de carbono. Para los cigarrillos destinados a la exportación, estas disposiciones serán aplicables a partir del 1 de enero de 2007.

Las tabaqueras invirtieron más de 44 millones en publicidad en España

La publicidad del tabaco representa una parte pequeña del total de la inversión publicitaria en el conjunto de medios convencionales. Así, durante el año 2001, la inversión de los fabricantes de cigarrillos ascendió a 44,129 millones, frente a los 5.095 millones de inversión real estimada en el conjunto de medios de comunicación, según datos de Infoadex. El que reúne la mayoría de las inversiones de la publicidad del tabaco es la publicidad exterior, en la que se invirtieron 17.187 millones, seguida de la radio, que sumó 10.867. En tercer lugar se situó el segmento de las revistas.