Central de balances

Las empresas no financieras ganaron un 34,4% menos hasta septiembre

El resultado neto de las empresas no financieras experimentó una reducción del 34,4% en los nueve primeros meses del año, frente a una caída del 20,9% en el mismo período de 2001, según datos de la Central de Balances del Banco de España difundidos hoy.

El resultado bruto de explotación, sin embargo, creció entre los pasados meses de enero y septiembre un 2,4%, frente al aumento del 2,5% contabilizado en los nueve primeros meses del ejercicio precedente.

No obstante, la bajada de los tipos de interés, que por si sola explicarían una reducción de los gastos financieros del 14,8%, ha permitido una evolución "favorable" de este epígrafe, que pasó de registrar un crecimiento del 18,5 % entre enero y septiembre de 2001 a una caída del 9,5% en ese mismo período de este año.

El director general del Banco de España José Luis Malo de Molina insistió en que en el futuro los gastos extraordinarios y las minusvalías no afectarán tanto a los resultados, pero matizó que éstos no deben basarse en la reducción de los gastos financieros, sino en el mantenimiento de los excedentes brutos de explotación y en una "necesaria" moderación salarial.

El nivel de endeudamiento se mantiene, sin embargo, en tasas similares a las del ejercicio anterior, con un crecimiento del 51%. Este alto nivel de endeudamiento, aunque no reviste riesgos de vulnerabilidad, sí puede -según el Banco de España- llevar a las empresas a limitar su margen de actuación y su disposición a acometer nuevas inversiones.

Malo de Molina agregó que aunque estos niveles de endeudamiento son sostenibles, la expansión de las empresas no debería basarse en el incremento de su deuda sino en la generación de recursos. La rentabilidad, por su parte, registró un aumento del 8,5%, frente al 7,4% de los nueve primeros meses de 2001, con lo que se sitúa en cotas cercanas a los máximos. Añadió que en la actualidad las compañías no necesitan reducir "drásticamente" las plantillas -como en otras situaciones similares- para poder mantener tasas de rentabilidad en niveles similares a los actuales.

Los gastos de personal registraron un incremento del 3,8%, frente al 5,2% de 2001, debido a un menor dinamismo en la creación de empleo, que en los nueve primeros meses de este año registró un aumento de 0,2%, frente al 0,9% experimentado entre enero y septiembre de 2001.

Las empresas superan la debilidad económica

De este modo, las empresas no financieras están superando la fase de debilidad económica con un balance positivo, tanto en la creación de empleo como en el ritmo de crecimiento, lo que -según Malo de Molina- contrasta con el comportamiento en etapas similares en el pasado. Además, aseguró que las empresas parten de una posición "saneada" para incorporarse a la reanimación económica prevista para 2003.

No obstante, reconoció que la recuperación dependerá de factores internacionales, como la posibilidad de una eventual guerra entre Estados Unidos e Irak y la recuperación de la confianza de los inversores y de los mercados.

Los datos de la Central de Balances confirman, según el Banco de España, que la desaceleración se ha ido frenando hasta tocar "suelo" en el verano de este año. Además, el sector industrial, que calificó como "fundamental", ha empezado a mostrar signos de recuperación en el segundo y tercer trimestre de este ejercicio, después de una "prolongada etapa de contracción".