Filial

El número uno de Terra Lycos en EE UU se suma al goteo de dimisiones

Los últimos meses en Terra Lycos se están convirtiendo en un rosario de dimisiones en cadena de directivos de mayor o menor rango. Ayer le tocó el turno a uno del primer grupo. El vicepresidente ejecutivo de la compañía para Estados Unidos, con mando directo en las operaciones de la antigua Lycos y heredero del antiguo consejero delegado, Bob Davis, ha abandonado la compañía.

Terra Lycos alega motivos personales para la dimisión de Stephen Killeen. Sin embargo, fuentes consultadas por News.com apuntan a diferencias de criterio del ejecutivo estadounidense con los responsables -Joaquim Agut, el presidente, a la cabeza- de la compañía en España. Este hecho es desmentido por la filial de Telefónica, que asegura que no 'existe nada parecido' a tensiones entre un país y otro. Mark Stoever, hasta ahora responsable de productos de media para EE UU, será el nuevo vicepresidente ejecutivo.

Killeen se une a una lista de dimisiones que ya supera largamente la decena, con Antonio García Urgelés, responsable de operaciones globales y miembro del comité ejecutivo, y Julian de Cabo, máximo responsable para España, como los más importantes de la lista.

Las deserciones se producen, además, en un momento de máxima incertidumbre en la compañía y, según los analistas del mercado, de una falta de estrategia definida de futuro.

Las pérdidas acumuladas en los nueve primeros meses del año suman 332 millones de euros y los ingresos trimestrales encadenan una caída tras otra. Los dos principales negocios de Terra Lycos están tocados y en uno de ellos su principal enemigo es la propia Telefónica, lo que dispara la incertidumbre sobre el futuro de la compañía.

Con los ingresos por publicidad en franco descenso, las ventas de acceso a Internet con banda ancha, ADSL, deberían haber tomado el relevo. Pero Telefónica de España entró de lleno en este negocio en septiembre de 2001 y está ganando la carrera.