Cotización

Fenosa sube un 7,7% en Bolsa por la previsible entrada de socios

La inminente entrada de un socio en su actividad de gas y el posible interés de otra multinacional en adquirir acciones de la cabecera del grupo dispararon ayer la cotización de Fenosa. Los títulos de la eléctrica fueron suspendidos de cotización por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tras subir más de un 10%.

El día anterior, su presidente, Antonio Basagoiti, manifestó que la firma de un acuerdo para la venta de una participación de la filial que aglutinará los activos de gas tendrá lugar en fechas próximas. Y aunque no desveló nombres, medios del sector señalan que el acuerdo con el grupo italiano ENI está ultimado. El banco de negocios que dirige la colocación, Goldman Sachs, cuenta con otro candidato, que podría ser Gaz de France o Totalfina.

Pero, además, en los mercados se apostaba ayer, al igual que en la jornada del pasado jueves, por la existencia de unas negociaciones paralelas con otra multinacional, y éstas con el objetivo de comprar una participación significativa en Fenosa. Los medios bursátiles añadían que los protagonistas de estas conversaciones eran el SCH, primer accionista, con una participación superior al 20%, que vendería ese paquete al también italiano Enel.

Ayer, tras la supresión de la cotización decidida por la CNMV, los protagonistas de esa hipotética transacción negaron la existencia en la actualidad de negociaciones con ese objetivo. Así, el SCH aseguró 'que no está en conversaciones ni negociaciones con la eléctrica Enel u otras compañías para la venta de su participación en Fenosa'. Enel, por su parte, desmintió 'el posible lanzamiento de una oferta pública de adquisición sobre el capital de Fenosa'. Pese a esas reacciones, Fenosa subió ayer al cierre de la jornada un 7,72%, hasta los 12,84 euros por acción. Este incremento se une, además, a los de días anteriores; Fenosa cotizaba el 15 de noviembre a 10,8 euros.

Fuentes consultadas señalaban que las conversaciones que tiempo atrás mantuvieron el banco y la eléctrica italiana, todavía controlada por el Estado, se enfrentaron a importantes divergencias por el precio. Enel, que ya adquirió Viesgo a Endesa, considera España como un mercado que le deberá compensar de la pérdida de cuota en Italia.

Compartir inversiones superiores a 2.000 millones

La venta de alrededor de un 50% de la filial de gas permitirá a Fenosa compartir sus compromisos de inversión en ese negocio, que es el apartado más voluminoso de su programa global. En la actividad de gas, la empresa que preside Antonio Basagoiti tiene suscritos planes que conllevan cifras superiores a los 2.000 millones de euros, que podrían elevarse en otros 300 millones en caso de que se amplíe el proyecto de Egipto. Pero de esas cifras, Fenosa ya ha invertido 500 millones. El proyecto estrella es la construcción de una planta de licuefacción en Egipto, a la que habrá que destinar 1.000 millones de dólares en el tamaño ahora aprobado. Además, la eléctrica española formalizó un pacto con Omán, que supone su entrada en infraestructuras en ese país de Oriente Próximo. En España, los compromisos de Fenosa en el gas van desde sus participaciones en las plantas de regasificación de Sagunto (Valencia) y de Ferrol, a las infraestructuras adicionales. Según medios consultados, en la valoración de la filial gasística, además de las inversiones ya realizadas, se están cuantificando los contratos de gas incluidos en los acuerdos con Egipto y Omán. Para Fenosa, además de compartir compromisos de inversión y riesgos, el acuerdo le permitirá colocar parte del gas en otros mercados a través de su socio, ya que las cantidades suscritas podrían ser muy elevadas para las necesidades de la empresa española. Y la compañía tiene como objetivo básico reducir su deuda para que no supere los 6.000 millones.