Detenciones

Desarticulada una red que pirateaba la señal de televisión de Ono

La Guardia Civil ha desarticulado una red que se dedicaba a piratear la señal de televisión de la operadora de cable Ono. En la operación, que se ha desarrollado en Madrid, Valencia, Alicante, Cádiz y Segovia, han sido detenidas seis personas y se han intervenido más de 500 dispositivos electrónicos para descodificar la imagen, al margen de chips preparados para realizar esta función, así como diversas cantidades en metálico y abundante documentación que ahora está siendo analizada.

Responsables de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) explicaron ayer, junto al delegado de Ono para la Comunidad Valenciana y Baleares, Miguel Gonzálvez, que los detenidos compraban en Gran Bretaña los descodificadores, llamados Cube, y posteriormente los vendían a 75 euros entre los clientes que tenían contratado el paquete básico de Ono, lo que les permitía a los usuarios acceder ilegalmente a los canales de pago. La red contactaba con los posibles clientes a través de páginas de Internet, correos electrónicos o incluso puerta a puerta.

La Guardia Civil calcula que la organización desmantelada podría haber introducido en España más de 30.000 de estos descodificadores, lo que según Gonzálvez habría generado un fraude a la compañía de telecomunicaciones superior a 60 millones de euros.

Jóvenes e informáticos

Los seis detenidos en la operación bautizada como Cubo, cuyas edades oscilan entre 20 y 34 años y que tienen conocimientos informáticos, están acusados de delitos de estafa, contra la propiedad intelectual y descubrimiento y revelación de secretos. El cabecilla, que fue detenido en Valencia, era el encargado de importar los aparatos desde Gran Bretaña.

Las investigaciones que se han realizado hasta la fecha han permitido a la Guardia Civil descubrir que la organización había comenzado a extender su actividad delictiva a Italia, Portugal y algunos países de América.