Crisis

El Parlamento iraquí rechaza con un voto unánime la resolución de la ONU

Ni un voto a favor. El Parlamento iraquí cerró ayer la sesión extraordinaria con un rechazo unánime a la resolución 1.441 de Naciones Unidas. El comité de Relaciones Exteriores ya había recomendado el lunes el voto en contra, por considerar que la resolución es 'un pretexto' para la guerra.

Un diputado leyó la moción aprobada: 'Las recomendaciones del Parlamento son: rechazar la resolución de la ONU, de acuerdo con la opinión de nuestro pueblo, que puso su confianza en nosotros, y autorizar a las autoridades políticas a fin de que tomen la decisión apropiada para defender a Irak', dijo.

El precio del petróleo subió nada más conocerse el resultado. El barril de brent se encareció hasta los 24,1 dólares, desde el cierre de 23,8 dólares del día anterior, pero luego volvió a bajar.

La Cámara dejó la pelota en el tejado del líder iraquí. 'El Parlamento autoriza al presidente Sadam Husein a tomar la decisión adecuada y apoyará a nuestro líder en cualquier decisión que tome', agregó.

La última palabra sobre la posición iraquí la tiene el Consejo del Mando de la Revolución, la máxima autoridad en el país, que está presidido por Husein.

Los analistas habían previsto que el Parlamento aprobara la resolución e incluso el hijo del presidente, Uday Husein, abogó por el voto a favor ante los 250 parlamentarios.

Los parlamentarios hicieron oídos sordos al llamamiento de Uday, pero la comunidad internacional restó importancia a la decisión.

'No hay nadie que tome en serio la voz del Parlamento iraquí', dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Sean McCormack. 'Sólo hay una voz que tiene importancia en Irak bajo el régimen de Sadam Husein, y es la de Sadam Husein. Esto es puro teatro', agregó. Un ataque de EE UU podría estar próximo. El presidente estadounidense, George Bush, advirtió el lunes que usará todo el poderío militar si Irak no cede a las exigencias internacionales. 'El dictador de Irak debe desarmarse completamente o EE UU liderará una coalición y lo desarmará', dijo.

Según una encuesta publicada por USA Today, la proporción de estadounidenses que apoyan una invasión en Irak para derrocar a Sadam Husein subió del 53% en agosto al 59% actual.

La resolución de la ONU da amplios poderes a los inspectores internacionales, y a Irak, 30 días para presentar una lista detallada de sus armas. El incumplimiento por parte de Irak llevaría a otra reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para decidir qué hacer, aunque Bush no requiere de una autorización para iniciar un ataque.

Además del presidente estadounidense, el ministro francés de Exteriores, Dominique de Villepin, despreció la votación del Parlamento iraquí. 'Lo que cuenta es la decisión que Sadam Husein debe tomar'. El viceministro ruso de Exteriores, Yuri Fedotov, declaró que 'aún hay tiempo', en referencia a la potestad de Sadam Husein.

El presidente español, José María Aznar, confirmó el apoyo de España a EE UU en caso de ataque. 'Si hubiese necesidad de utilizar la fuerza, España forma parte de la comunidad internacional, respeta las resoluciones del Consejo de Seguridad y sus relaciones y acuerdos con todos los países, especialmente con EE UU', afirmó.