Conflicto de intereses

Citigroup separa la investigación financiera del negocio de banca de inversión

Citigroup, ha reaccionado a las presiones judiciales anunciando hoy la escisión de sus actividades de investigación financiera de las de banco de inversión. La entidad estadounidense se adelanta a las autoridades judiciales y de regulación, que intentan encontrar una solución colectiva a los conflictos de intereses que han reducido la confianza de los inversores en la investigación financiera de Wall Street.

Citigroup va crear una nueva unidad que agrupará sus actividades de corretaje minorista y de investigación financiera, que operará bajo el nombre de Smith Barney. Esta nueva división la dirigirá Sallie Krawchek, de 37 años, distinguida por la revista 'Fortune' como la última analista honesta en la plaza financiera estadounidense.

Krawchek era hasta el momento presidenta de la sociedad bursátil y analista financiera Sanford C.Bernstein, filial del grupo Alliance Capital management Holding. "Esta estructura, bajo la dirección de Sallie, permitirá asegurar que la investigación financiera de Citigroup es independiente de las actividades del banco de inversiones", explicó el presidente de la entidad, Sandy Weill.

Los analistas de Citigroup, al igual que el de otras grandes sociedades de Wall Street, están siendo acusados de haber sacrificado la objetividad de sus notas financieras para beneficiarse de lucrativos contratos en detrimento de la información para los inversores. En numerosos casos, la prima de los analistas depende del volumen de negocio que ellos aportan a la división del banco de inversión cuando su carrera no depende directamente de los bancos de negocios. "Nuestra nueva estructura está en línea con las exigencias de nuestros reguladores: asegurar la imparcialidad de la investigación", dijo Weill.